Bajar el déficit y el nivel de deuda, entre los desafíos de la economía

Es la opinión de economistas consultados por “Río Negro”. Dicen que además hay que mejorar el tipo de cambio y la competitividad. Y reducir la inflación. Un combo complejo para el año que empieza

02 ene 2018 - 00:00
Comparte esta noticia

La economía del país finalizó 2017 con crecimiento, en un nivel de alrededor del tres por ciento, con una inflación más baja que el año anterior, aunque sigue en niveles elevados y una situación social delicada que implica para 2018 el desafío de seguir creciendo, bajar el costo de vida, el déficit fiscal y mejorar la competitividad, especialmente las economías regionales, un cóctel de circunstancias difíciles de encarar. Esos son los puntos esenciales que concluyeron economistas consultados por “Río Negro”.

El año que pasó terminó con una corrección de las metas de inflación que tuvo que hacer el gobierno hacia último momento, fijando 15 por ciento para 2018, 10 por ciento para 2019 y recién un dígito, cinco por ciento, para 2020, obligando al Banco Central a encarar un cambio de estrategia con el fin de bajar un poco las tasas de interés y generar más condiciones de crecimiento.

En ese sentido, el economista y ex secretario de Comercio Exterior, Raúl Ochoa, destacó que “el punto positivo es que se afianzó el crecimiento, porque veníamos de varios años de alzas y bajas, con un decaimiento en general”. “Y la inflación bajó del 40 por ciento de 2016 al 24 por ciento en 2017. Sigue alta, pero la baja fue considerable”, dijo.

Ochoa advirtió que el desafío es “mejorar la competitividad de los sectores productivos, para cambiar el pésimo perfil exportador, que provoca un fuerte desequilibrio en la balanza comercial e incrementa el déficit de la cuenta corriente”. Para Ochoa, “hay que trabajar también en reducir más el déficit fiscal y bajar el nivel de endeudamiento”.

La economista María Castiglioni consideró que “se puede hacer un balance positivo” de 2017. “La economía cerró con un crecimiento generalizado, con una mejora de la inversión. Se pudo ver una baja en la inflación, pero bastante lejos de la pauta que había establecido originalmente el Central”, comentó.

La economista puntualizó que otro aspecto significativo “es la reducción del déficit fiscal, ya que se cumplió con algo de margen. Pero la contracara es un tipo de cambio más apreciado de lo deseable, lo cual ha complicado bastante las exportaciones”.

“Los desafíos para este año: mejorar el tipo de cambio y la competitividad de la economía en un contexto donde también se busca bajar la inflación, el déficit fiscal y afianzar el crecimiento. Todo esto junto implica un desafío enorme”, enfatizó Castiglioni.

Para el ex secretario de Hacienda, Manuel Solanet, “el balance de 2017 es positivo”. “Se revirtió la recesión que veníamos padeciendo varios años. Los últimos cuatro trimestres son positivos y terminamos con un crecimiento cercano al 3 por ciento. Desde el punto de vista institucional ha habido logros y se ha sellado con la sanción de las leyes en el Congreso”, dijo.

No obstante, Solanet consideró que sigue habiendo una gran dificultad macroeconómica referida a los problemas para bajar el gasto público, el déficit fiscal y el incremento del endeudamiento, “lo cual conspira para generar más inversiones en el país”.

“El desafío para 2018 es llevar adelante las reformas estructurales. Esto es racionalizar el gasto público, una reforma laboral más profunda y a partir de aquí que se vayan corrigiendo distorsiones como el atraso del tipo de cambio que incide en la balanza de pagos del país”, expresó. De todas maneras, Solanet estimó que en 2018 la economía va a seguir mostrando un sendero de crecimiento de entre 2 y 3 por ciento, porque no está apoyado en un proceso de inversión genuino, pero el crecimiento va a seguir”.

“Con reducción del déficit, pero con la continuidad de la obra pública, es factible cumplir la pauta de crecimiento económico del 3%”.
María Castiglioni
Consultora
“El desafío es racionalizar el gasto público, una reforma laboral más profunda y que se vayan corrigiendo las distorsiones”.
Raúl Ochoa
Economista
Buenos Aires

TAGS.