“Crece la polarización entre continuidad y cambio”

Macri se beneficia de las bajas de Unen y Massa.

Scioli sigue siendo la mejor carta oficialista.

09 mar 2015 - 00:00
Comparte esta noticia

BUENOS AIRES (ABA).- La “mayor demanda social de cambio” (a partir de la extraña muerte del fiscal Alberto Nisman) explica porque Mauricio Macri pasó a encabezar la encuesta entre los candidatos presidenciales, dijo en entrevista con “Río Negro” la analista Mariel Fornoni. La directora de la consultora Management &Fit observa que el panorama electoral se está polarizando entre el líder del Pro y Daniel Scioli (como representante de “la continuidad”). Según la experta, en el relativo declive de Sergio Massa influye que su discurso opositor genera “desconfianza” dado el paso por el kirchnerismo de muchos dirigentes del Frente Renovador. De este modo, sostuvo que la duda es si a la hora de las urnas la gente se animará a dar un giro, o primará el voto “conservador”, temeroso de perder algunas conquistas económicas y laborales. –¿Qué cambios se registran en las encuestas a partir de los últimos episodios? –La muerte del fiscal Alberto Nisman y la marcha del 18 F generó en la sociedad una mayor demanda de cambio. En enero teníamos a Daniel Scioli con 27 puntos, a Mauricio Macri con 24 y Sergio Massa 19; el mes pasado el orden se invirtió quedando Macri con 27 puntos, Scioli 24 y Massa 18. –¿La gente identifica a Macri con “lo nuevo”? –Fuera del peronismo aparecían el Pro y Unen con expectativas, pero este último sector se desintegró (el año pasado medía 12 puntos y hoy apenas 5); aún cuando Massa tiene un discurso muy anti K la realidad es que varios actores que componen ese espacio fueron parte del gobierno por lo cual parece inconsistente, o produce desconfianza, que el Frente Renovador se plante como un viraje respecto a las prácticas del gobierno. –¿Se está “desinflando” el massismo? –Massa por el momento retiene un porcentaje de apoyo no menor; pero es cierto que hoy el escenario –de acuerdo a las mediciones–se está polarizando entre cambio y continuidad; el cambio lo representa mejor Macri y la continuidad Scioli. –¿Para la gente Scioli no simboliza algo bastante diferente al kirchnerismo? –Si Scioli gana la interna del Frente para la Victoria para el kirchnerista será un candidato tal vez no deseado pero al que seguramente votaría, ello le permitiría –al gobernador bonaerense–captar una porción del electorado independiente remiso a apoyar a alguien radicalizado (como Aníbal Fernández, Sergio Urribarri, etc.) excluidos del voto moderado. –Siempre se dijo que las elecciones la definen la economía, ¿existe en la sociedad un cambio de prioridades? –Hay una situación político institucional muy grave a partir del fallecimiento del fiscal, esto agudizó la demanda de otras cuestiones: pero es cierto que hay que esperar y frente a las urnas el votante suele volverse conservador en cuanto a cuidar el poder adquisitivo del salario, el trabajo, nadie quiere perder nada de lo que ha ganado. Ello genera dudas acerca de si la gente se va a atrever a cambiar; tal situación apareció por ejemplo en Brasil , donde gran parte de la sociedad quería un viraje, pero otra prefirió no arriesgar. –¿Para el oficialismo es irremontable el “costo político” por la polémica reacción de la presidenta tras la muerte de Nisman? –Nada es irremontable, la opinión pública es absolutamente volátil; la gente hoy quiere el cambio, pero –como le decía–a veces a la hora de la verdad se impone el miedo; por otra parte, como lo ocurrido con Nisman no tiene una resolución a la vista y aparecen todo el tiempo cosas nuevas es un interrogante como puede continuar impactando sus derivaciones, la percepción sobre la economía en los últimos meses es que mejoró por lo cual los temas institucionales podrían perder peso. –¿El gobierno consiguió dar una respuesta a la marcha del 18 F con la convocatoria al Congreso del 1 M? –Nuestras mediciones no incluyeron esas movilizaciones, ni el fallo de (Daniel) Rafecas; de todos modos la opinión pública va por un lado y la justicia por otro; en el caso Nisman la gente mayormente pensaba que el fiscal fue asesinado, que el gobierno estaba –de alguna manera–involucrado y que no se iba a saber la verdad; no se si se modificó algo esa sensación pero está todo tan polarizado que el 60 % de la sociedad que está de acuerdo con el gobierno va a seguir en esa tesitura y un 30% va a apoyar al oficialismo pase lo que pase; por otra parte hay que tener cautela, la aprobación de gestión de la presidenta bajó 5%, no 15 puntos. –¿A Cristina Kirchner le conviene antagonizar con Macri para especular con ser la “jefa de la oposición”, teniendo en cuenta que si triunfa Scioli el peronismo no tolera dos liderazgos? –Ese argumento tiene lógica en el sentido que el kirchnerismo no encontró un candidato del riñón que le garantice la victoria y sea totalmente fiel; también es cierto que cuando vira el eje del poder –con lo que significa como manejo de los recursos–el peronismo va detrás. Si ganara Scioli, o incluso Massa, Cristina dejaría de ser el centro del peronismo; y si ella quiere seguir siendo el eje Macri sería la mejor opción para una eventual posibilidad de regreso sabiendo que la próxima administración va a tener que realizar algún ajuste... Pero todo esto es una especulación. –En las últimas horas Scioli salió a embestir contra Macri ... –Su situación es la más delicada porque no le sirve desmarcarse del gobierno nacional ya que los votos de la oposición no están con él; lo cierto es que todos están siendo funcionales a Macri; la presidenta, Scioli, Massa...

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.