En el gobierno no piensan en separar a Arribas

13 ene 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

El oficialismo salió ayer a defender al titular de la AFI, Gustavo Arribas, luego de que fuera denunciado por haber presuntamente recibido u$s 600.000 de la constructora brasileña Odebrecht, acusada de otorgar coimas.

El ministro de Justicia, Germán Garavano, sostuvo ayer que “por ahora estamos simplemente ante un cúmulo de insinuaciones y frente a un hecho sobre el cual se ha brindado una explicación”, por lo cual concluyó que es un “tema menor”. El ministro dijo que Arribas no debe ser apartado del cargo, aunque advirtió que “según como evolucione la cuestión, se verá”.

En tanto, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, consultado al respecto, sostuvo que “en este país, somos todos inocentes hasta que no se demuestre lo contrario”.

Arribas habría cobrado unos 600 mil dólares de parte de Leonardo Meirelles, un operador de Odebrecht, investigada en el escándalo de corrupción Lava Jato. En colaboración con la Justicia de EE.UU., la constructora brasileña reconoció haber pagado en Argentina coimas por u$s 35 millones entre 2007 y 2014. Meirelles se acogió al régimen de la delación premiada y aportó documentación sobre miles de transferencias que realizó para Odebrecht, entre las que surgió el nombre de Arribas.

La Unidad de Información Financiera (UIF) había recibido -en 2016- una alerta desde el exterior, por las transferencias de dinero al ahora funcionario. Ayer, el organismo emitió un comunicado en el que afirmó que sus “funcionarios y empleados están obligados a guardar secreto de las informaciones recibidas” y que no puede brindar información sobre un caso hasta “no agotar el análisis” de una operación reportada como sospechosa de lavado de dinero.

La cifra
600.000
dólares es la cifra que se presume recibió Arribas de la firma Odebrecht. Él reconoce sólo 70.475 dólares.
Buenos Aires
Últimas noticias de ésta sección