Familiares de caídos repudiaron acto de Pérez Esquivel en Malvinas

Esta mañana fue increpado en el aeroparque porteño junto a otros integrantes de organismos de derechos humanos.

19 mar 2017 - 15:42
Comparte esta noticia

Familiares de los soldados que fallecieron en la guerra por la soberanía en las islas Malvinas repudiaron el viaje que hicieron representantes de organismos de derechos humanos encabezados por Adolfo Pérez Esquivel al señalar que los muertos “no son NN, tienen nombre y apellido”.

La comisión de familiares de caídos en las islas repudió anoche al grupo que viajó a Malvinas y montó un acto en el cementerio de Darwin con pancartas que decían “identidad a los 123 NN”, donde se fotografiaron Pérez Esquivel, la madre de Plaza de Mayo Nora Cortiñas y el sacerdote José “Pepe” Di Paola.

“La palabra NN es de otra historia, nos molestó que haya una señora con el pañuelo blanco allá porque con esa palabra NN lastiman a nuestras madres que tienen 85 años”, exclamó una de las mujeres que participó de la protesta en el hall del aeroparque porteño.

A su llegada a Buenos Aires, Pérez Esquivel fue increpado por los manifestantes que le expresaron su “repudio” al acto que organizó en Malvinas, ante lo cual el arquitecto que fue premiado con el Nobel de la Paz en 1984 dijo que a los caídos en las islas “los respetamos y los honramos”.

Asimismo, tras una áspera discusión con una de las mujeres integrantes de la comisión de familiares acordó que la iba “a llamar y nos vamos a reunir”.

Los familiares también exhibieron pancartas para recibir al grupo que viajó a las islas que siguen bajo dominio británico y les recordaron a los representantes de organismos de derechos humanos que los soldados “no son NN, pelearon por la patria como corresponde”.

“Ellos afirman que son NN y todos tienen nombre y apellido, acá no es un tema de desaparecidos”, explicó a los canales de televisión la hermana de uno de los caídos.

Los manifestantes dijeron representar a padres, madres y hermanos de caídos en Malvinas al señalar que ellos “no quieren que les toquen a sus muertos” y tras el acto de Pérez Esquivel “están con mucha bronca”.

“Esto fue un manijazo de los derechos humanos”, acotó la mujer y apuntó que “no puede ser que un argentino haga esto”.

DyN

TAGS.