Imputan a la ex “número dos” de Guillermo Moreno por supuestas coimas

30 nov 2016 - 17:11
Comparte esta noticia

Beatriz Paglieri, ex secretaria de Comercio Exterior y ex interventora del INDEC durante el kirchnerismo, fue imputada en la Justicia federal por el supuesto cobro de coimas en los trámites de otorgamiento de las declaraciones para importaciones y contratación de servicios en el exterior, conocidas como DJAI y DJAS.

Fuentes judiciales informaron hoy que la fiscalía federal 12, cuyo titular es Patricio Evers, formuló el requerimiento de instrucción al juzgado federal número uno de María Servini.

Paglieri actuó como ‘número dos’ del ex secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno y también encabezó la intervención del INDEC en 2007 por el gobierno del entonces presidente Néstor Kirchner.

La ex funcionaria fue denunciada la semana pasada por el fiscal Sandro Abraldes, que ocupa el Ministerio Público en el Tribunal Oral en lo Criminal 9.

En un juicio realizado en ese tribunal se ventiló que dos supuestos gestores de DJAI y DJAS, David Héctor Setton y Roberto Bello, tenían una oficina en Puerto Madero y presuntamente vendían “una influencia” sobre Paglieri, que estuvo en el cargo entre 2011 y 2013.

“La influencia que vendían consistía en la agilización de los trámites relacionados con las DJAI (Declaración Jurada Anticipada de Importación) y las DJAS (Declaración Jurada Anticipada de Servicios)”, agregó.

El fiscal sostuvo que “Bello invocaba el vínculo que mantenía con Paglieri” quien “era la encargada, junto con otras personas, de suscribir las declaraciones juradas que constituían un núcleo central del modelo económico diseñado de ese momento”.

“La influencia prometida consistía en sortear la restricción a las importaciones que había en ese momento sobre la base de la relación personal” y no a través del canal legalmente impuesto por la AFIP mediante un expediente electrónico que se activaba para ello”, añadió.

Para Abraldes quedó demostrado que Setton y Bello recibieron dinero de diferentes personas, sobre todo empresarios textiles, a quienes presuntamente les habrían cobrado comisiones “de entre el 12 por ciento y el 15 por ciento” del monto a declarar ante la AFIP.

“Ambos habían recaudado una suma cercana a los dos millones de dólares”, agregó y sostuvo que “la renuncia de Paglieri el 7 de diciembre de 2013 fue el punto de quiebre en la operatoria señalada” e hizo fracasar “las operaciones encomendadas”.

Abraldes remarcó que pese a que las DJAI y DJAS nunca salieron “los importes percibidos nunca fueron devueltos a las personas que se los habían dado y a raíz de ellos, se acrecentaron los reclamos”.

Además, planteó que se investigue si Paglieri pudo haber perpetrado el delito de “cohecho pasivo” cuando, según él “pudo haber percibido dinero o aceptado una promesa directa o indirecta de pago” a cambio de “la realización u omisión de un acto relativo a su función”.

El fiscal incluyó en la denuncia a Setton y Bello y a otras seis personas por los supuestos delitos de “tráfico de influencias”, “cohecho”, “defraudación por remuneración pretextada” y “dádivas”.

También propuso Abraldes que se convoque a declarar como testigo al último secretario de Comercio del kirchnerismo, Augusto Costa.

Dyn
Últimas noticias de ésta sección