La Auditoría pone un ojo en los fondos de la Corte Suprema

20 may 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

La Auditoría General de la Nación presentó un informe sobre el manejo del presupuesto de la Corte Suprema en 2011 en el que concluye que “no existe” “adecuado control interno sobre la recaudación”, aunque dice que “los registros contables responden a los respaldos documentales”.

El informe sirvió como sustento para que la diputada de la Coalición Cívica Elisa Carrió anunciara sus intenciones de pedir una ampliación del juicio político contra el titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, ante supuestas irregularidades en el manejo del presupuesto.

Las conclusiones de la auditoría, sobre el Estado de Ejecución Presupuestaria de Recursos incluido en la Cuenta de Inversión 2011, entre otras, sostienen:

- “No existe un adecuado control interno sobre la recaudación, para asegurar la integridad de la misma, atento que el auditado no cuenta con una estructura acorde que le permita reunir los antecedentes”, aunque aclararon que “el auditado continúa reclamando ante las instituciones bancarias, las herramientas que le permitan el control”.

- “Con relación a las metas del ejercicio, es conveniente que replantee su elaboración con el sustento en las definiciones de política que las respalde”.

- Se observaron “la unificación de fondos de terceros y propios en la cuenta corriente y la inexistencia de control centralizado de los bienes de consumo”.

- También “la inexistencia de una certificación sobre el avance acumulado de la obra, respecto del cronograma de tareas, previsto de antemano para la realización de las obras, en donde se pueda constatar que los pagos son los correspondientes a dicho avance”.

La AGN dice que “no existe” un “adecuado control interno sobre la recaudación”, aunque aclara que “los registros contables responden a los respaldos documentales”.
Buenos Aires