Lavagna cuestionó la forma “poco civilizada” en que se expropió YPF

El ex ministro de Economía aclaró que comparte “plenamente” el objetivo. Atribuyó al gobierno el fracaso absoluto de toda la política energética. Señaló que si hay reglas de juego claras, alguna gran empresa americana o china estará dispuesta a desarrollar los yacimiento de Vaca Muerta.

28 abr 2012 - 00:00
Comparte esta noticia

El ex ministro de Economía peronista Eduardo Lavagna cuestionó la “forma muy poco civilizada” con la cual el gobierno avanzó en la expropiación de acciones de la empresa española Repsol en la petrolera YPF. Además, consideró que la empresa estatal ENARSA era “un fiasco” y comparó el modo de gestión local con el de Venezuela al señalar que “alguien dijo, cuando privatiza (Hugo) Chávez da tres días, acá dieron quince minutos”. El ex candidato presidencial y funcionario del duhaldismo y el kirchnerismo aclaró que en la expropiación de acciones españolas en YPF “el objetivo, yo comparto plenamente. Creo que nunca se debió haber perdido el control de YPF y muchos de lo que hoy están proponiendo el cambio, en realidad participaron activamente en la privatización. Otra cosa es el método”. “Hay métodos técnicamente más inteligentes, como el que utilizó Petrobras”, citó el economista y advirtió que “la forma claramente fue muy poco civilizada. Como alguien dijo, cuando privatiza (Hugo) Chávez da tres días, acá dieron quince minutos”. En una entrevista que publicó hoy el diario El Tribuno, acotó: “Comparto el objetivo, el método creo que no fue bueno y las formas no ayudan a la imagen del país”. Consultado sobre si la expropiación ayudará para paliar la crisis energética, Lavagna dijo: “Con la actual conducción desde ya que no, porque la actual conducción es la que fue responsable del absoluto fracaso de toda la política energética. No solo a nivel petróleo, sino en todo lo que tiene que ver con Atucha II, que la inauguraron hace muchos meses y sigue sin funcionar”. “Claramente esa vieja guardia no está en condiciones de dirigir YPF. La segunda cuestión es que se ha reemplazado a quien no tenía ni capital ni tecnología, porque ni Repsol ni el grupo argentino (Esquenazi) tenían capital suficiente ni tecnología. Ahora estamos con el Estado que tampoco tiene capital para desarrollar ese yacimiento y tampoco tiene la tecnología para sacar el gas de roca”, indicó. Asimismo, sostuvo que a nivel internacional “siendo mucho más prolijos se hubiese evitado la irritación externa pero al mismo tiempo creo que si se dan reglas de juego clara y hay una conducción inteligente, las grandes empresas americanas y probablemente alguna empresa china van a estar dispuestas a desarrollar los yacimientos de Vaca Muerta”. “Se debió haber sido infinitamente más prolijos para no generar todos los conflictos que se generan hacia afuera para también hacia adentro, porque hay empresas que ya están ubicadas en el país a las que también se les genera incomodidad”, añadió. Respecto de la creación de ENARSA cuando era ministro, recordó que “el objetivo era que retomara justamente el control que se había perdido como consecuencia de la privatización de 1998 sobre el sector petrolero”. “El cómo no estaba definido, pero la idea era que el Estado no podía no tener ningún instrumento como para operar en materia de petróleo. Para eso se hizo y terminó siendo un fiasco, porque Enarsa terminó simplemente siendo una importadora en condiciones muy poco transparentes de gas. Nada más que eso”, acotó. Agencia DyN