Macri se lanzó a la campaña con un nuevo avance sobre Gils Carbó

Dijo que “no tiene autoridad moral” para continuar al frente de la Procuración. Cuestionó ahora su voluntad para combatir el delito y volvió a reclamar su renuncia

El presidente estuvo con la gobernadora Vidal en una recorrida por la localidad bonaerense de Haedo, en el marco de un timbreo de Cambiemos para las PASO.

16 jul 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

El presidente Mauricio Macri volvió a cuestionar a la procuradora general, Alejandra Gils Carbó, aseguró que “no tiene autoridad moral” para seguir en el cargo, e insistió en reclamar su renuncia. “Espero que la procuradora se dé cuenta y, si no, que el Congreso saque un informe de la bicameral y avancemos en un proceso para poder tener un procurador que esté a la altura de las circunstancias”, dijo.

Macri abrió ayer la campaña nacional de Cambiemos para las primarias del 13 de agosto. Macri acompañó a María Eugenia Vidal en el timbreo que la gobernadora realizó en la localidad bonaerense de Haedo, donde pasó su infancia y aún viven sus padres.

También en esa provincia, el precandidato a senador nacional Esteban Bullrich visitó una carnicería en Junín y los precandidatos a diputados nacionales Graciela Ocaña y Héctor “Toty” Flores visitaron La Matanza. En Santa Fe, Elisa Carrió dijo que es “importante” que Cambiemos gane las PASO y las elecciones nacionales de octubre para asegurar “que no volvamos a tener delincuentes en la Justicia ni en el Congreso”. Y, entre otras recorridas, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, estuvo en Paraná, Entre Ríos.

Más temprano, en un diálogo con radio Mitre, el presidente acusó a la procuradora Gils Carbó de haber “dilatado todos los procesos de investigación sobre corrupción del gobierno anterior” y de haber “inventado” supuestos delitos de funcionarios actuales.

A horas del comienzo de la feria judicial, el juez federal Julián Ercolini citó para el 31 de agosto a la jefa de los fiscales, en el marco de una causa por supuestas irregularidades en la compra de un edificio de la Procuración General, que incluye la presunta recepción de dádivas.

“Este es un elemento más para demostrar que no tiene autoridad moral para ejercer el cargo de procuradora”, insistió el presidente: “No confío en ella como procuradora, no solo porque interrumpe las investigaciones de corrupción del gobierno anterior e inventa las actuales, sino porque no combate en serio el delito, lo que le preocupa a la gente, la violencia en las calles, la delincuencia, el narcotráfico”.

Macri dijo que “no está bien, no es legal tomar una fábrica por la fuerza” al ser consultado sobre el desalojo de la planta bonaerense de Pepsico. “Estamos todos trabajando para que el empleo crezca y si una fábrica se muda de lugar, y arreglaron con el gremio, la indemnización... quedaron 20 que no arreglaron y tomaron la fábrica. Eso no está bien, no es legal”, afirmó. Agregó que “no se puede tomar eso, y herir a policías que hubo que internar, y también quisieron incluso herir a colegas de ustedes”, completó.

En este sentido invitó a que “aquellos que crean que tienen un mejor modelo para conducir un país”, lo cual es “atendible” se presenten electoralmente “para ganar una elección”.

A horas del comienzo de la feria judicial, el juez citó a la jefa de los fiscales en la causa por irregularidades en la compra de un edificio para la Procuración.
“No confío en ella, no sólo porque interrumpe las investigaciones de corrupción del gobierno anterior, sino además porque no combate el delito y la delincuencia”.
“Espero que se dé cuenta, y si no que el Congreso saque un informe y avancemos en un proceso para tener un procurador que esté a la altura”.
Mauricio Macri,
presidente de la Nación

Al final de una semana de inusual exposición pública, la procuradora Gils Carbó confirmó que se presentará a la indagatoria a la que fue citada por la compra de un edificio para el organismo. Y advirtió que tener una causa judicial no es “impedimento” para ejercer sus funciones. El presidente Macri, dijo, “llegó al cargo procesado”.

“La Justicia seguirá haciendo su trabajo y yo sigo con la responsabilidad de no dejar al Ministerio Público Fiscal en una situación de grave debilidad institucional”, sostuvo Gils Carbó.

La procuradora señaló que “no puede” irse “ante un pedido de un fiscal (Eduardo Taiano) hecho con tanta liviandad, con hipótesis tan poco creíbles”.

Además, se amparó en su relación con Francisco: recordó que el papa le “anticipó que iba a tener problemas” y le pidió que no tuviera “miedo” porque “eso es lo que sucede a los que eligen el camino de proteger a los débiles”.

“Me han dicho muchos que, en esta situación, tengo que renunciar, pero recordemos que el presidente de la Nación llegó al cargo procesado, con procesamiento confirmado por la Cámara. Queda claro que no es un impedimento para un cargo”, dijo y advirtió: “Si se quiebra la división de poderes, salimos del Estado de derecho”.

Buenos Aires

Últimas noticias de ésta sección