Pichetto quiere que los jueces sean reevaluados por el Senado a los 75 años

El senador rionegrino presentó un proyecto de ley ante la situación de la jueza Elena Highton de Nolasco.

18 may 2017 - 20:40
Comparte esta noticia

Un proyecto de ley para que todos los jueces nacionales, incluyendo a los de la Corte Suprema de Justicia, sean reevaluados por el Senado cuando cumplan los 75 años fue presentado en la Cámara alta por el jefe del bloque del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto.

La iniciativa, que cuenta con las firmas de los peronistas Pedro Guastavino y Juan Manuel Abal Medina, se instala en la discusión originada en la decisión de la jueza Elena Highton de Nolasco de presentar un amparo para mantenerse en su cargo de la Corte luego de alcanzar la edad prevista en la Constitución Nacional.

Highton de Nolasco presentó un amparo, se lo concedieron y el gobierno nacional no apeló la medida.

La decisión de la magistrada fue duramente criticada por Pichetto durante la última sesión del Senado al mencionar su “visión crítica respecto de la continuidad de Highton de Nolasco porque si los jueces no cumplen con la Constitución, estamos irreversiblemente perdidos”.

El proyecto, que propicia invertir el proceso de selección de los jueces, establece que aquellos magistrados que “pretendan mantener el cargo una vez que cumplan la edad de 75 años deberán solicitar la prórroga de sus funciones mediante la presentación de una petición ante el Senado de la Nación”.

En el caso de aprobarse el proyecto, los jueces deberían efectuar su presentación hasta noventa días después de cumplir los 74 años. En el caso de que la ley entre en vigencia después de ese tiempo, podrán hacerlo hasta tres meses después de la promulgación de la norma.

Una vez recibida la petición del magistrado, la Comisión de Acuerdos del Senado la considerará en audiencia pública y luego el pleno de la Cámara se pronunciará al respecto.

En caso de que la petición de prórroga sea aprobada, será comunicado al Poder Ejecutivo que decidirá, finalmente, si prorroga por cinco años el cargo del magistrado o si rechaza la solicitud.

Además, si entre la presentación del juez y la decisión del Senado el magistrado cumpliera 75 años, será mantenido en su cargo.

“Cuando un juez cumple setenta y cinco años de edad puede sentir que tiene la energía, las ganas y la lucidez para seguir en el cargo”, opinó Pichetto.

El senador peronista, de todos modos, insistió en que “lo que la justicia debe hacer es cumplir con el artículo de la Constitución”.

“El proyecto establece que es el Senado el que debe hacer la evaluación, ante la decisión del juez, sobre si debe seguir en su cargo”, sentenció el legislador de la oposición.

Télam