Procesan y ordenan la detención de Cristina por “traición a la patria”

El juez Bonadio pidió al Congreso su desafuero. Es

en la causa por encubrimiento del atentado contra la AMIA, en base a la denuncia del fiscal Alberto Nisman.

Fueron detenidos el exsecretario Carlos Zannini y los dirigentes D’Elía y Esteche. El excanciller Timerman, con prisión domiciliaria. Y Parrilli, procesado.

08 dic 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

A días de que se cumplan dos años desde el fin de su gobierno, Cristina Fernández de Kirchner tuvo su primer pedido de detención. En una decisión inesperada, y que generó conmoción política, el juez federal Claudio Bonadio procesó a la expresidenta, pidió su desafuero en el Senado y ordenó su prisión preventiva por traición a la Patria y encubrimiento agravado. Se trata de la causa que investiga la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman por encubrimiento del atentado a la AMIA. Sin embargo, el desafuero no será aprobado en el Senado, según advirtió el bloque del PJ.

Todo comenzó de madrugada, en Río Gallegos. Cuando salía de la casa de su suegra, era detenido Carlos Zannini, quien supo ser mano derecha de la expresidenta. Empezaba un día movido. También por orden del juez, quedó luego detenido con prisión domiciliaria el excanciller, Héctor Timerman, por su estado de salud.

“De las constancias incorporadas se desprende que, por los menos a partir del año 2010, el gobierno que presidió Cristina Fernández exteriorizó un cambio de postura política frente al caso AMIA, diametralmente opuesto al adoptado desde que ocurrió el atentado. La ex presidente aceptó el ofrecimiento del gobierno de Irán, siendo que los pedidos realizados anteriormente habían sido rechazados por tener como fin buscar una salida política a la causa AMIA y lograr desincriminar a ese estado y a los acusados por el atentado”, escribió Bonadio en su fallo de 490 páginas.

En enero de 2015, cuatro días antes de morir, Nisman denunció a Kirchner y funcionarios de su gobierno de llevar adelante un “plan delictivo destinado a encubrir y dotar de impunidad” a los iraníes imputados por el atentado a la AMIA a través de la firma del memorándum de entendimiento.

Para el fiscal, la contraprestación consistiría en el aumento del comercio de granos y petróleo entre Argentina e Irán, en un momento en que el país perdía socios internacionales y ya sufría la crisis energética. Tras su muerte, la denuncia fue desestimada dos veces, y abierta recién dos años después.

Por orden de Bonadio, procesados por traición a la Patria y encubrimiento agravado, también fueron detenidos: el piquetero Luis D’Elía, el referente de la comunidad islámica Jorge “Yussuf” Khalil, y el ex jefe de Quebracho, Fernando Esteche. El juez decidió procesar sin prisión, pero con prohibición para salir del país, al extitular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Oscar Parrilli; su número dos, Juan Martín Mena; el diputado del FpV, Andrés Larroque; Angelina Abbona, ex Procuradora del Tesoro, y el supuesto espía de la SIDE Allan Bogado.

Las detenciones, y el pedido de detención para la exmandataria, sacudieron a todo el arco político. Kirchner dio una conferencia de prensa en la que denunció “persecución política sin precedentes”. Desde el Senado, el jefe del bloque del PJ, Miguel Pichetto, cerró las puertas a las posibilidad del desafuero (ver página 4).

“La imputada impartía personalmente las instrucciones al resto de los imputados y, principalmente, al canciller Héctor Timerman”, escribió Bonadio sobre la expresidenta.

Al excanciller le endilgó un lugar central en el supuesto plan delictivo: Timerman fue, para el juez, quien redactó el memorándum y, además de ser quien puso la firma final con su par iraní, estuvo a cargo de las negociaciones con ese país, muchas de ellas públicas.

Allí entran los personajes de menor poder: para Bonadio, la expresidenta necesitaba “canales paralelos y privados de comunicación y negociación, que fueron encarnados por D’Elía, Esteche, Khalil y Bogado”. El intermediario entre ellos y el Poder Ejecutivo era Larroque. Parrilli y Abbona, dijo el juez, asistían a la expresidenta en forma directa, y formaron parte de las negociaciones.

“Estos funcionarios, abusando de las facultades inherentes a sus cargos, traicionaron los intereses nacionales y los de las personas damnificadas por los atentados, participaron en la elaboración del instrumento cuestionado y procuraron su puesta en marcha, en miras de conseguir la impunidad de los ciudadanos de nacionalidad iraní y de normalizar las relaciones entre ambos Estados”, concluyó Bonadio.

“Un instrumento
para la impunidad”
“Fernández, Timerman y Zannini se presentan en el hecho como las personas que, aprovechando los cargos públicos que ejercían –presidente, ministro de Relaciones Exteriores y Culto y secretario Legal y Técnico de la Presidencia de la Nación, respectivamente–, traicionaron a la Nación Argentina”.
“Participaron en la elaboración del instrumento cuestionado y procuraron su puesta en marcha, en miras de conseguir la impunidad de los ciudadanos iraníes imputados por el atentado a la AMIA y normalizar las relaciones entre ambos Estados”.
“En caso de seguir en libertad, no habrán de someterse a la actuación de la Justicia. Se encuentra fundado que intentarán eludir su accionar; como también que la entorpecerán”.
CFK denunció persecución: “No quieren nuestra voz en el Senado, pero no nos vamos a callar”

“No quieren nuestra voz en el Senado, pero no nos vamos a callar”. El fallo del juez Claudio Bonadio pareció darle un argumento más –clave en estas horas– a su estrategia de defensa, sostenida en la denuncia de que es víctima de una persecución política. En momentos en que aparece como una voz aislada en el Senado contra las reformas económicas del gobierno nacional, la ex presidenta Cristina Kirchner acusó al presidente Mauricio Macri de estar detrás del fallo de la justicia que dispuso su procesamiento y pedido de detención en la causa que investiga encubrimiento del atentado contra la AMIA.

“La aprobación del memorado con Irán fue una cuestión de política exterior. Es una cuestión no judiciable. Nunca pensé que un juez de la Nación sería capaz de semejante disparate. Para que haya una acusación de traición a la patria debe darse una situación de guerra y este magistrado considera que los atentados de la AMIA y la embajada lo son”, señaló Cristina Kirchner durante una conferencia de prensa ofrecida en la Cámara de Diputados.

En ese sentido, la ex presidenta denunció una “persecución política sin precedente”, y calificó como una “gran cortina de humo” su procesamiento por traición a la patria y una “orquestación política” que tiene “un responsable: el presidente Macri”.

“Esta es una gran cortina de humo que tiene acciones fundamentales: intimidar, asustar a la población, a la dirigencia política y sindical con el poder judicial. (Mauricio) Macri es el director de la orquesta y Bonadio el intérprete de la partitura legal. No hay delito, no hay causa, pero se juzgó”, dijo la senadora.

Cristina Kirchner afirmó además que la medida judicial en su contra “tiene como base una causa inventada”, al tiempo que consideró que hay una intención deliberada para “intimidar, asustar, tapar y provocar”, porque “no quieren” que haya “una voz opositora en el Senado”.

“Hay una persecución sobre nosotros y también contra una dirigencia sindical. Al gobierno le conviene que hoy existan un peronismo dividido en el Congreso Nacional que podría parar las reformas. Argentina necesita soluciones a los angustiantes problemas que la afectan. El presidente debería entender que la campaña electoral terminó en octubre”, sostuvo la ex jefa de Estado.

Además, reconoció que podría recurrir contra la medida judicial del juez Bonadio, ante instancias internacionales, y aseguró que en la Cámara alta representa “una única voz” en condiciones de sumar “otras voluntades”.

Los detenidos, uno por uno

El ex secretario de Legal y Técnica kirchnerista , Carlos Zannini, Luis D’Elía, Fernando Esteche y Jorge Khalil, ayer, mientras eran detenidos por fuerzas de seguridad a pedido de juez Claudio Bonadio.

El juez también ordenó la prisión domiciliaria del ex canciller Héctor Timerman, por motivos de salud.

D’Elía, Esteche y Khalil. fueron trasladados al Hospital Penitenciario, donde se evaluará su salud para luego ser enviados al penal de Marcos Paz o el de Ezeiza. Estaba previsto que Zannini fuera trasladado hoy desde Santa Cruz a los Tribunales de Buenos Aires.

Rafecas defendió
la desestimación
El juez federal Daniel Rafecas defendió su decisión de desestimar la acusación del fiscal Alberto Nisman contra Cristina Kirchner por el memorándum de entendimiento con Irán y dijo que no fue “ni inusitada ni descabellada”, sino con “fundamento jurídico”.
En un descargo que se prolongó durante cuatro horas ayer en el Consejo de la Magistratura, Rafecas insistió en su “convicción de la inexistencia de delito” y cuestionó que la acusación en su contra era “tocante y reñida con el contenido de la sentencia”, y no tenía que ver con el mal desempeño que desde el Consejo se le atribuye.
24/1/11:Timerman se reúne en Aleppo con el presidente sirio Al-Assad y el canciller iraní, Ali Akbar Salehi, para “negociar” el memorándum.
21/9/11: en la ONU, CFK ordena a la delegación argentina que presencie, en contra de lo que se venía haciendo hacía años, el discurso del presidente de Irán.
27/1/13: en Etiopía Timerman firma el acuerdo con Akbar Salehi. “La Justicia argentina interrogará a los sospechosos iraníes”, dijo.
La saga del pacto con Irán
28/2/13: el Congreso aprueba el acuerdo con Irán para crear una Comisión de Verdad con ambos países que investigue el atentado a la AMIA.
14/1/15: Alberto Nisman presenta la denuncia contra CFK y funcionarios por encubrimiento de los iraníes acusados del el atentado terrorista contra la AMIA.
18/1/15: Nisman es encontrado muerto en el baño de su departamento con un disparo en la cabeza. Iba a ir al Congreso a explicar su denuncia.
26/2/15: a pesar de que el fiscal Pollicita imputa a los acusados, el juez Daniel Rafecas desestima la causa por “inexistencia de delito”.
26/3/15: a pesar de la apelación del fiscal Pollicita, la Cámara Federal respalda la desestimación. Un año y medio después la Cámara ratifica el cierre de la causa.
29/12/16: la sala I de Casación hace lugar al recurso presentado por la DAIA y ordena reabrir la denuncia de Nisman por encubrimiento.
31/5/17: la Cámara Federal define que quien debe hacerse cargo de la denuncia de Nisman es el juez Claudio Bonadio, que meses después pide la detención de CFK.
Buenos Aires

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección