Caputo en Bariloche: “al derrame hay que forzarlo”

El ministro de Finanzas de la Nación sostuvo en el congreso del Instituto de Ejecutivos de Finanzas que “la confianza que el país recobró ante el mundo y el haber arreglado con los buitres tiene que derramar en la gente, pero el derrame hay que forzarlo”.

15 sep 2017 - 08:46
Comparte esta noticia

El ministro de Finanzas de la Nación, Luis Caputo, dijo ayer aquí que atacar la informalidad de la economía, fomentar la bancarización y reducir el costo del crédito son las llaves para promover la “inclusión financiera”, a la que definió como un objetivo central del gobierno.

Caputo abrió ayer la 38 convención anual del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas, que se desarrolla en el hotel Llao Llao y concluye hoy.

El tono de su exposición (y el encuentro en general) desbordó de optimismo, no sólo por los indicadores económicos sino también por el contexto político y las buenas perspectivas para el gobierno en materia electoral.

Caputo dijo que la bonanza que describió no es coyuntural sino que “llegó para quedarse” y que la Argentina será “el país estrella de los próximos 20 años”, con ciclos de crecimiento “como los que vivieron España, Chile y más recientemente Perú”.

No ocultó su satisfacción con el resultado de las PASO legislativas de agosto. “Han sido un espaldarazo enorme y nos dieron mucha confianza –afirmó–. Ver que con tantas medidas difíciles que hubo que tomar la gente igual nos apoya es muy importante”.

No hubo aplausos, pero tampoco hizo falta. El evidente beneplácito del auditorio era casi unánime. A la convención asisten unos 180 directivos de los principales bancos públicos y privados, de compañías financieras, agencias de cambio, economistas y consultores.

Caputo dio algunos números sobre el crecimiento del flujo de créditos y resaltó que la inclusión financiera debe girar en torno de las nuevas herramientas tecnológicas, la bancarización y el esfuerzo por “bajar el costo del capital”.

Subrayó que “la confianza que el país recobró ante el mundo y el haber arreglado con los buitres tiene que derramar en la gente”. Luego explicó por qué: “el derrame hay que forzarlo, porque si no, tarda mucho y la gente se impacienta”.

“Un líder opositor me dijo ‘No me preocupa octubre, sino que no vamos a tener poder por muchos años y podemos desaparecer”.
Luis Caputo, ministro de Finanzas de la Nación, ayer en Bariloche.
Bariloche

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

DeBariloche