Cortés pedirá juicio político contra los jueces de la causa Arbos

Walter Cortés adelantó que iniciarán varias causas en los próximos meses. Se refirió a su paso por el Penal Federal de Esquel y anunció que ayudará a la población carcelaria.

29 dic 2017 - 17:25
Comparte esta noticia

“Pasamos dos fiestas adentro, con la tristeza de tener la familia lejos y de vivir situaciones horribles, de muchas privaciones, de peleas”, sinceró Walter Cortés, apenas liberado de la cárcel de Esquel junto a Ovidio Zúñiga, Omar Goye y Víctor Cárcar.

El referente del sindicato de Comercio pasó por la localidad de El Hoyo a saludar a su madre. Desde allí, acompañado de su hermano, el exlegislador Daniel Cortés, y otros referentes, volvió a tomar la Ruta Nacional 40 que lo traerá a Bariloche, donde es esperado por una caravana de militantes para acompañarlo hasta la sede gremial.

En diálogo con este diario adelantó que iniciará un “juicio político” a los jueces que los condenaron porque “fueron muy malos con nosotros”.

El dirigente recordó que en octubre pidió su libertad condicional “pero me inventaron una causa interna para no dejarme salir”, añadió antes de asegurar: “después me di cuenta de que no iba a salir nunca, porque siempre iba a aparecer algún motivo”.

Te puede interesar: Zúñiga, Cortés y Goye salieron del Penal Federal de Esquel

Cortés dijo que los implicados en la causa Arbos estuvieron un año y medio privados de su libertad por “ocurrencia” del Tribunal Federal de Roca, confió que estuvo motivado desde lo político, y se mostró conforme con el fallo de la Corte Suprema que “de un plumazo dio por cerrado y ordenó que nos liberaran”.

Además lamentó el tiempo perdido, y las situaciones vividas en el Penal Federal, y cargó contra el director de la unidad penitenciaria para luego advertir que iniciará un proceso judicial en su contra. “El hecho de estar preso me ha llevado a reflexionar muchísimo, la democracia tiene que pensar más en la justicia, porque tiene serios problemas, las cárceles están muy mal constituidas”, añadió.

Cortés recordó que hizo un curso de electricidad al que no pudieron acceder otros internos. “Al resto no se le dio la posibilidad de aprender”, aseguró y dijo para un preso es “prácticamente imposible que puedan reinsertarse. Es una cosa que se retroalimenta para el mal”.

Tras esta experiencia, adelantó que ayudará a la población carcelaria para cambiar su situación y volvió a dar aviso que las prisiones “muchas veces se utilizan para conseguir contactos, para alienar y para que salgan todavía más enojados a la calle”.

“El fallo es contundente, dice que ha sido un desastre la instrumentación de la causa”.
Walter Cortés sobre el proceso judicial que lo condenó a cuatro años de prisión.
DeBariloche