Dos años de prisión por abusar de una joven de 15 años

La denuncia contempla diversos episodios durante tres meses. El acusado aprovechaba la confianza que le tenía el padre de la víctima.

07 dic 2017 - 11:03
Comparte esta noticia

El juez de Juicio Marcelo Barrutia impuso dos años de prisión a Raúl Hernández, entrenador de boxeo, acusado de abuso sexual simple, como así también le prohibió acercarse a la joven.

También se solicitó que una vez que la sentencia quede firme, se inscriba a la persona condenada, en el registro provincial de condenados por delitos contra la integridad sexual.

El hecho ocurrió “de manera periódica” entre abril y junio del 2016. “Aprovechándose de la confianza que le tenía el padre de la niña de 15 años de edad al momento de los hechos, el imputado ingresaba al domicilio de la familia cuando se encontraba sola haciendo la tarea escolar. En ese contexto, le realizaba tocamientos impúdicos en todo su cuerpo, amenazándola después para que guarde silencio”, informaron desde el Ministerio Público Fiscal.

El fiscal Martín Govetto solicitó que se aplique la pena de dos años de prisión efectiva por el delito de abuso sexual simple, sustentándose en las declaraciones testimoniales del personal de la escuela donde asiste la joven ya que fueron los primeros en tomar conocimiento de lo sucedido, al igual que sus familiares y la menor, a través de la cámara Gessell.

El acusado fue asistido por el defensor público Marcos Ciciarello que convocó a personas del ámbito cercano a Hernández para dar cuenta de su personalidad. Detalló que Hernández es boxeador, que entrena a mujeres y niñas “sin recibir denuncias, siempre congratulaciones”. Señaló además que la denuncia se originó cuando el hombre acusado quiso poner una distancia a la menor.

Al momento de dictar sentencia, Barrutia valoró la declaración de la vicedirectora y la preceptora de la escuela ya que “luego de una exposición en la que se había hablado de violencia de género, de sometimiento de la mujer, la niña tomó conciencia, reaccionó, explotó y contó lo que estaba padeciendo”. Además, señaló que no surge ningún elemento de prueba contundente que indique confabulación o confusión. “Hubo un aprovechamiento de Hernández que tenía acceso al grupo familiar ya que era ayudante laboral del padre de la niña que compartía momentos familiares”.

DeBariloche

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

DeBariloche