El amor por el arte que llegó de Colombia

La artista plástica Clara Inés Lozano Acero, nos cuenta un poco sobre su pasión por la pintura. Actualmente parte de sus obras se exhiben en el Centro Cívico.

09 ene 2018 - 07:52
Comparte esta noticia

Con 61 años, recientemente jubilada como maestra plástica, una colombiana egresada de la Universidad de Ginebra no resigna su pasión por la pintura y aprovecha para exponer en cuanto espacio se le ofrece.

Expuso en Colombia, Ginebra y Alemania y ha pasado por todas la salas culturales de Bariloche. Hoy, nueve de sus obras se exhiben en el ingreso del Concejo Municipal en el Centro Cívico.

“En Ginebra, me casé con un argentino que hoy trabaja en el Centro Atómico. Estuvimos en Suiza, Alemania, Italia y llegué a Bariloche hace ya 28 años, con dos hijas”, explica Clara Inés Lozano Acero, nacida en Bogotá.

Apenas desembarcó en la ciudad, comenzó a trabajar como maestra plástica en varios colegios de la ciudad pero aclara que “entre tanto y tanto, nunca dejó de pintar”.

También dictó varios talleres de pintura para chicos. “Es una gran satisfacción ver cómo ponen en el papel lo que sienten. Se expresan cuando están tristes o contentos. Se nota. Cuando uno los inspira, lo hacen muy bien y hay chicos que crean cosas realmente maravillosas. Pero no es fácil guiarlos. Son grupos grandes y cada uno sus intereses”, dice esta docente que se jubiló a mediados del 2017.

El collage y el óleo son sus técnicas preferidas y un tema recurrente, los ojos con diversas expresiones. Existe una razón.

“Sufrí un desprendimiento de retina del ojo derecho hace 30 años que me marcó mucho porque casi quedo ciega. Empecé a observar más que de costumbre y ese ha sido mi tema durante muchos años: la mirada y color porque soy colorista”, afirma la mujer.

Clara Inés dibuja constantemente. Pero en blanco y negro y repite un mismo dibujo a los que rellena con diversos colores y elige los que más le gustan.

“Dibujo lo que veo en el camino y así voy eligiendo. Amaneceres, atardeceres. Me gusta mucho el dibujo abstracto porque cada uno encuentra lo que quiere ver. Mis bocetos tienen con mucho color, luego los plasmo en telas”, recalca, al tiempo que agrega que también recicla mucho. Desde tapitas hasta papeles de colores y de regalos. Todo sirve para “agregar color a sus obras”.

Esta amante de las artes plásticas tampoco se privó de realizar grabados y litografías, un procedimiento de impresión que consiste en trazar un dibujo, un texto o una fotografía en una piedra calcárea o una plancha metálica.

“Pinto desde los 6, 7 años gracias a que el colegio donde estudié en Bogotá tenía muy buenos maestros. Ellos despertaron mi amor por la pintura”,
(Clara Inés Lozano Acero, artista plástica).