El imputado negó haber asesinado al niño David Oyarzo

Se lleva adelante el juicio contra José Chávez Aguilar, quien afirmó que el chico de 13 años “era como su hermano”. El hecho ocurrió en Bariloche en el 2014.

15 feb 2017 - 08:39
Comparte esta noticia

David Oyarzo era apenas un niño cuando recibió un escopetazo por la espalda, que lo mató casi al instante la fría noche del 6 de noviembre de 2014. Tenía 13 años y vivió gran parte del tiempo en situación de calle. Durmió muchas veces donde lo sorprendió la noche. El chico estaba distanciado de su familia y de su madre, que vivía su propio calvario. El crimen de David generó profundo pesar, pero la conmoción se diluyó con el paso del tiempo.

Ayer comenzó el juicio contra José Evaristo Chávez Aguilar, que está imputado por el delito de homicidio agravado por la alevosía. “A Oyarzo lo quería como un hermanito. No tenía ningún motivo para matarlo”, aseguró el acusado frente a los jueces de la Cámara Criminal Primera de Bariloche, Marcelo Barrutia, Miguel Gaimaro Pozzi y Emilio Riat (subrogante).

Chávez Aguilar alegó ser inocente en toda la etapa de instrucción. El joven está detenido desde el 20 de noviembre de 2014, porque estuvo varios días prófugo.

Ayer, Chávez Aguilar dijo que David no tenía donde vivir y deambulaba en varias casas. Sostuvo que cuando ocurrió el crimen, el chico estaba en la vivienda de una chica que había sido su novia. Y afirmó que la joven usa armas de fuego.

La exnovia del imputado declaró en la primera jornada del juicio. El fiscal de Cámara Eduardo Fernández había pedido al tribunal que el acusado no estuviera presente, para garantizar la seguridad de la testigo. La joven estuvo durante la etapa de instrucción en el programa de testigo protegido, junto con otros dos sujetos que declararon ayer.

Pero la defensora oficial Romina Martini se opuso y fundamentó su postura a favor del derecho de defensa de Chávez Aguilar. El tribunal desestimó la solicitud del fiscal de Cámara y los tres testigos reservados declararon, bajo la atenta mirada del imputado.

Barrutia, en su carácter de presidente del tribunal, pidió a la prensa mantener en reserva la identidad de los tres testigos.

La joven ratificó ante los jueces lo que había declarado en la etapa de instrucción. Dijo que el chico dormía en su casilla porque no tenía donde estar. Afirmó que la noche del 6 de noviembre de 2014, Chávez Aguilar apareció en su domicilio y entró pateando la puerta. Dijo que portaba una escopeta y dos sujetos lo acompañaban. Sostuvo que Chávez Aguilar obligó a David a salir de la vivienda. El chico no quería acompañarlos.

Explicó que ese día había tomado alcohol y pastillas y se fue a dormir. Por eso, no avisó a la Policía.

Según la acusación fiscal, minutos después de que retiraran por la fuerza al niño, Chávez Aguilar presuntamente le efectuó un tiro con una escopeta calibre 16 por la espalda a David. Hallaron el cadáver al día siguiente, en un sendero que conduce a la cantera municipal, en los alrededores del barrio Eva Perón.

El dato
2
sujetos acompañaban al imputado cuando lo sacaron de una casilla donde vivía la exnovia del acusado.
David Oyarzo murió de un escopetazo en la espalda, supuestamente disparado por
el acusado Chávez Aguilar.
Bariloche

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

DeBariloche
Últimas noticias de ésta sección