Se afina la brecha entre alquilar local en Onelli o Mitre

Los públicos son distintos pero los montos de locación, que antes mantenían una gran diferencia, se han reducido conforme la calle de “los barilochenses” desafía el liderazgo a la más turística.

11 oct 2017 - 19:43
Comparte esta noticia

Cada una con su impronta propia, las calles Mitre y Onelli son los principales polos comerciales de la ciudad y ese potencial se refleja en los volúmenes de venta, los tipos de público y también en el costo de los alquileres.

Existe un liderazgo histórico de Mitre. Pero cada vez es más evidente la tendencia de la calle Onelli a emparejar los valores, que claramente tiene que ver con el flujo de clientes y la expectativa de ventas.

Desde la Cámara de Comercio e Industria señalaron una creciente paridad en las locaciones pactadas en ambas arterias, aunque ese fenómeno podría ser fugaz, hasta que la obra de remodelación de Mitre esté terminada.

También algunos agentes inmobiliarios refirieron que la construcción y disponibilidad de nuevos locales en Onelli influyó en el nuevo escenario. La Mitre, en cambio, exhibe un perfil más conservador, con escasez de propuestas nuevas y una menor “renovación”.

El gerente de la Cámara de Comercio e Industria, Claudio Cabaleiro, aclaró que no existe una paridad estricta entre las dos arterias en cuanto a los alquileres, pero dijo que “hace cinco años la diferencia era mucho mayor”.

Señaló que actualmente la Mitre en promedio es un 30% más cara que las cuadras “top” de Onelli, aunque hay casos y particularidades a atender.

Por ejemplo en Mitre desde la cuadra del 500 en adelante los precios de locación son muy similares a las mejores plazas de Onelli. Un comerciante de esta última calle, Santiago Palmeyro (titular de “Que te quede”), afirmó que “como Mitre no hay”, pero Onelli mantiene altos niveles de ventas, especialmente en las dos cuadras entre Moreno y Gallardo. Lo que le falta es el público turístico.

“Por acá (Onelli al 300) algunos turistas pasan. Pero los estudiantes, por ejemplo, no salen del centro porque los coordinadores no los dejan. El otro día pasó un grupo y a los chicos les gustaron mucho la ropa y los accesorios, porque ven que hay calidad y mejores precios”, afirmó.

La calle Mitre atraviesa el microcentro de oeste a este, en paralelo a la costa lacustre. Es zona de hoteles y restoranes, también de chocolaterías, ropa deportiva, regionales, tiendas y farmacias. Mientras que Onelli la corta en forma transversal y se interna en los barrios más populares, definidos como “el Alto” de la ciudad. Además de casas de ropa, regalerías y bazares hay grandes locales de electrodomésticos.

Qué dicen las inmobiliarias

Eduardo Gattás se dedica desde hace años al rubro inmobiliario y opinó que “Mitre tuvo muchos cambios y el problema que hay es la baja oferta de locales. Está saturado y no se construye”.

Admitió que los valores entre las dos calles emblemáticas del comercio local “se emparejaron”, pero que influyen muchos factores como la ubicación, “la actividad elegida” y las dificultades para “habilitar”, debido a la “gran burocracia del municipio”.

Distinta es la mirada de su colega Julio Fernández. Dijo que no ve que los precios se acerquen, aunque señaló que la remodelación de la Mitre iniciada hace un año y medio (y todavía inconclusa) le hizo perder algo de terreno, si bien “perjudicó más a los inquilinos que a los propietarios”.

Otra martillera, Alejandra Guerra, refirió que los alquileres en las cuadras más selectas de Onelli son cada vez más parecidos a los de Mitre. En agosto pasado había señalado a modo de ejemplo que un local en Mitre de 30 metros cuadrados se cotiza en 50.000 pesos mensuales y uno de 60 m2 en alrededor de 90.000. Ahora confirmó que “esas cifras no cambiaron”.

A modo de comparación, por una esquina cotizada de Onelli y Gallardo, donde funcionó hasta hace poco una zapatería, el propietario pide hoy 55.000 pesos por mes.

Heidi Schneiter también es agente inmobiliaria y subrayó que “la Mitre sigue siendo más cara que Onelli”, pero esta última comenzó a reconvertirse con locales nuevos y más grandes que le dieron otra jerarquía.

Reacomodamiento

Lorena Cárdenas es la encargada de “Bizantino”, una casa de ropa ubicada en Onelli y Elflein, trabaja allí hace ocho años y señaló que la misma firma tiene un segundo local en Onelli “más arriba” y otro más sobre Mitre que “está a punto de cerrar”, porque la venta no cubre los costos.

Dijo que allí los alquileres son más altos y se le suman las expensas, al menos en las numerosas galerías. En cuanto a los valores de alquiler dijo que en la esquina de Onelli cuesta 44.000 pesos por mes y por el local de Mitre pagan 38.000 “aunque es bastante más chico”.

El juego de números es permanente y la constante en el caso de Mitre es la retracción, al menos hasta que el nuevo diseño “semipeatonal” demuestre su potencial.

Cabaleiro dijo que en la calle que nace del Centro Cívico no hubo reducción en el precio de las locaciones, pero algunos propietarios “congelaron” a pesar de la inflación, como recurso hasta que pase la crisis.

En Onelli, en cambio, abundan los espacios más chicos, “hay más demanda y también más rotación”, dijo el directivo de la Cámara.

Valores de referencia
Los alquileres en Mitre y en Onelli no son equiparables y tal vez nunca lo sean. Pero las diferencias abismales de hace una década quedaron atrás, según señalaron varios observadores del mercado. Las cuadras más cotizadas de Mitre son la segunda y la tercera. Algo más baratos son los alquileres en la primera y la cuarta, y desde la quinta bajan en forma notoria.
La agente inmobiliaria Alejandra Guerra dijo que un local de 30 m2 en buena ubicación puede costar 50.000 pesos mensuales.
El comerciante Santiago Palmeyro recordó que en Onelli “hace un par de años, cuando fue el cambio de gobierno, los precios se dispararon y algunos llegaron a pedir 30.000 pesos por un local medio, de 40 metros cuadrados. Hoy está más equilibrado y andan en 18.000 o un poco más”.
Otros propietarios o administradores, según la última revista ABC, piden por ejemplo 25.000 pesos por un local de 120 m2 en dos plantas en Mitre al 700.
“En las últimas cuadras de Mitre el comercio es más sensible y se están vaciando muchos locales”.
Claudio Cabaleiro, gerente de la Cámara de Comercio e Industria.
Para comparar
$ 55.000
es el valor mensual de una locación en una esquina de alto nivel, con depósito, sobre la calle Onelli.
Perfiles y públicos

Aunque en realidad nace sobre la costa del lago, puede decirse que la verdadera calle Onelli “comienza” en la intersección con Moreno, donde está un importante supermercado. Desde allí corre hacia el sur, con locales consecutivos en una serie que sólo se ve alterada por la esquina de Vialidad Nacional.

Su público excluyente son los barilochenses, que trajinan sus veredas en busca de ofertas. Un clásico de Onelli son los locales de crédito rápido y caro “a sola firma”. Otro, las grandes cadenas de electrodomésticos.

Mitre, en cambio tiene su número cero en los arcos del Centro Cívico. Desde allí corre hacia el este y a la altura del 900 se cruza con Onelli.

Las inmobiliarias consultadas señalaron que esta última calle se caracteriza por tener un perfil más tradicional, los locales son más amplios, hay grandes marcas, varias galerías y abundante oferta gastronómica. La clientela es combinada: residentes y turistas. Y los precios son más caros, salvo alguna que otra “liquidación”.

En Onelli, especialmente hasta el semáforo de Gallardo, el flujo de gente se intensificó desde la creación del complejo comercial Patagonia, que también alberga un casino y los únicos cines de la ciudad.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

DeBariloche
Últimas noticias de ésta sección