Piden 14 años de prisión para el acusado del crimen de David Oyarzo

El niño de 13 años, que estaba en situación de calle, fue asesinado en noviembre de 2014. Su cuerpo fue hallado en la cantera municipal.

17 feb 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

José Evaristo Chávez Aguilar siguió ayer con atención el alegato del fiscal Eduardo Fernández. No se inmutó ni pronunció palabra cuando Fernández pidió a los jueces de la Cámara Criminal Primera de esta ciudad, Marcelo Barrutia, Miguel Gaimaro Pozzi y Emilio Riat que le impusieran 14 años de prisión por el homicidio del niño David Oyarzo, de 13 años.

“Me declaro inocente”, afirmó Chávez Aguilar, de pie y con la mirada clavada en los jueces. “No tenía ningún motivo para matarlo. Lo quería como un hermano”, sostuvo. Familiares de la víctima lo miraban con bronca. “¿Por qué no dice la verdad, que él lo mató?”, replicó, molesta, una mujer en voz alta.

El juicio contra Chávez Aguilar finalizó ayer con los alegatos del fiscal y de la defensora oficial Romina Martini. Fernández mantuvo sólo la acusación por el delito de homicidio simple. Reconoció que en el juicio no se pudo demostrar la alevosía y la participación de dos o tres personas en el crimen de David.

Valoró las declaraciones de dos personas que durante el proceso estuvieron en el programa de testigo protegido, y que afirmaron que la noche del 6 de noviembre de 2014, Chávez Aguilar irrumpió en la casilla donde vivía su exnovia, portando una escopeta y sacó por la fuerza a David. Minutos después, se escucharon detonaciones de arma de fuego.

Alrededor de las 13 del 7 de noviembre de 2014 hallaron el cuerpo del chico, en la cantera municipal. Murió de un tiro que recibió a muy corta distancia en la espalda.

El chico había encontrado en la casa de la exnovia de Chávez Aguilar un lugar donde dormir temporalmente, porque se encontraba en situación de calle.

El imputado fue detenido el 20 de noviembre de 2014 porque estuvo prófugo y desde entonces está en el penal 3 de Bariloche.

La defensora pidió la absolución del acusado y su inmediata liberación. Cuestionó la credibilidad de los testigos de la fiscalía porque observó que fueron contradictorios. “La hipótesis fiscal no fue confirmada más allá de toda duda razonable”, afirmó.

Martini advirtió que la escopeta descrita por los testigos no coincide con el arma secuestrada. Y lamentó que la fiscalía no citó a declarar a la persona que tenía en su poder esa escopeta.

“La fiscalía no indagó otras posibles líneas de investigación, total Chávez Aguilar ya estaba preso, ya tenían un autor”, sostuvo. Y aseguró que no hay prueba que confirme que el acusado disparó contra la víctima. La sentencia se conocerá en 8 días hábiles.

Bariloche

TAGS.

DeBariloche
Últimas noticias de ésta sección