Productos de Bariloche al mundo

La ciudad capta turistas de todo el planeta, pero también mira más allá de las fronteras para vender alimentos y tecnología. Dulces, chocolates, truchas y tés conforman el paquete de ofertas que habitualmente salen a través de la Aduana local.

26 jun 2016 - 21:35
Comparte esta noticia

Desde truchas que ingresan a Estados Unidos por Miami, infusiones que van a Puerto Rico y México, chocolates artesanales para toda Latinoamérica, lúpulo a Inglaterra y hasta tecnología de exportación.

A pesar de los vaivenes macroeconómicos, pequeños y medianos empresarios de Bariloche lograron seducir los mercados extranjeros, donde fueron ganando terreno en los últimos años.

“En un principio, la aduana de Bariloche fue más importadora pero de a poco, se fueron incentivando las exportaciones. Hubo períodos en que el tipo de cambio nos favoreció mucho más aunque, de todos modos, hemos logrado mantener el nivel de exportación”, explicó Emiliano Matteozzi, presidente de la comisión de Comercio Exterior de la Cámara de Comercio Bariloche.

Manila, un sello barilochense de 30 empleados, sólo se dedica a la exportación de trucha fresca y congelada a Estados Unidos. Todas las semanas, envían entre 500 y 1.000 kilos de productos frescos por avión y cada dos meses, 8.500 kilos de productos congelados, a través de contenedores.

“Tenemos un criadero en Alicura y una planta frigorífica. Desde hace un año y medio, exportamos a una cadena de supermercados de Estados Unidos que vende productos naturales. Ellos buscan proveedores por todo el mundo pero no es simple porque los países civilizados están contaminados. En la Patagonia, tenemos esa aptitud. A pesar de la exigencia en la condición de producción, este nicho internacional nos representa un mejor precio”, destacó Eduardo Rottari, uno de los cuatro dueños del emprendimiento.

Con 15 años de un trabajo artesanal, Gold Beginning, especialista en infusiones de frutos finos y hierbas aromáticas, logró conquistar mercados en México y Puerto Rico. “Recibimos la fruta fresca y nos encargamos de procesarla y deshidratarla para envasar luego los diferentes sabores. El ensobrado en cada saquito es manual, al igual que confección de las cajas. Por eso decimos que el trabajo es artesanalmente industrial. Somos siete personas que por día, armamos un promedio de 22.500 saquitos de infusiones”, destacó Hugo Gordó, un sanpedrino que maneja la pequeña fábrica junto a su pareja, Graciela López.

Gordó relató que lograron posicionarse en el exterior a partir de rondas comerciales que se organizaron años atrás. “Lo cierto es que con el blindaje, cada vez son menos las consultas que recibimos. El crecimiento va de la mano de las políticas productivas que implemente el gobierno”, señaló.

Otra pyme barilochense, Ambar, logró exportar a Corea 100 litros de aceite de rosa mosqueta, realiza envíos regulares de aceite y cremas a México y Colombia y, están cada vez más cerca de firmar un convenio de representación en Brasil. “Esta materia prima es más apreciada en esos países que acá en la zona. El trabajo es muy artesanal. La semilla de la rosa mosqueta es tan dura que el aceite lo extraemos gota a gota, a través de un prensado en frío”, señaló Marcelo Gurrea, responsable de la firma.

La exportación de tecnología también ubica a Bariloche, liderando el ranking. El Invap ha exportado reactores a países como Argelia, Egipto y Australia y recientemente, satélites, a partir de los programas nacionales.

La legisladora Arabela Carreras admitió que el gobierno provincial desconoce el volumen de las exportaciones. “Son pequeños volúmenes pero de alto valor agregado. El software que se produce en Bariloche, por ejemplo, se exporta. El dólar impacta pero no tanto como en el turismo”, señaló.

Mercado americano
6
años llevan los chocolates
Del Turista exportándose a Uruguay, Chile, Bolivia y Colombia.
Cuentas pendientes para crecer
“Bariloche tiene muchas ventajas competitivas: el paso Cardenal Samoré, abierto la mayor parte del tiempo, un aeropuerto internacional, el ferrocarril, un polo tecnológico industrial que avanza de a poco, la Aduana y el Senasa. Necesitamos generar una playa de transferencia y un depósito fiscal para almacenar mercaderías para tener una verdadera plataforma exportadora” (Emiliano Matteozzi, presidente de la comisión de Comercio Exterior de la Cámara de Comercio Bariloche).
Bariloche

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de ésta sección