Un golazo para la integración

Los jóvenes del Alto ya vibran con el tercer torneo de fútbol “del siete”. Los técnicos se proponen fomentar la participación y que los jugadores creen y concreten estrategias.

12 ago 2017 - 10:10
Comparte esta noticia

El día comenzó más temprano de lo normal para los chicos del barrio Vivero. Se juntaron en una esquina y se pusieron en marcha para estar listos a la hora acordada en Brown y Castex, ahí donde comienzan las empinadas calles del Alto de la ciudad.

El tercer torneo de fútbol “del siete” se puso en marcha el sábado, con los primeros cruces entre los 16 equipos que surgieron de los barrios 28 de Abril, Arrayanes, El Progreso, Argentino y Eva Perón. Todos dentro de la jurisdicción del Centro de Atención y Articulación Territorial (Caat) N° 7. De allí el nombre.

En total serán seis los encuentros antes de que se pueda definir a un campeón.

Pero eso será anecdótico porque detrás del certamen hay un equipo de técnicos que se enfocó en un objetivo social: fortalecer la participación y que los jóvenes puedan plantear estrategias para concretarlas.

El primero de los torneos, que surgió en 2015, nació en las charlas que los chicos tienen en las mesas de trabajo barriales “porque es una actividad que convoca a muchos jóvenes del territorio”, remarcó Guillermina González, una de las coordinadoras de uno de los espacios de articulación que tiene el municipio en la ciudad. “En el primero tuvimos muchísima convocatoria”, recordó sobre la alternativa que se escogió para limar diferencias en una de las zonas más populosas del Alto. El éxito fue tal que luego tuvieron que acordar nuevas reglas con restricción de edades, participan desde los 14 a los 24 años, ante la falta de espacios propios y para no estirar las fechas y desviarse de la meta principal.

Guillermina aclara que resultó importante trabajar en la organización. “Que se planteen objetivos y poder llevarlos adelante”, insistió sobre la necesidad de “plantar la semilla” que termine por independizar a los grupos de la presencia constante del Estado para lograr mejores condiciones en sus barrios.

Impacto

“La mayoría ya se conoce, pero esto brinda un espacio diferente y contenido a través de reglas”, explicó y recordó como un caso de éxito el crecimiento de la mesa de jóvenes en el barrio 28 de Abril, donde una metodología similar parecía poco probable.

“Con o sin la muni van a seguir sosteniendo estos torneos”, confió Guillermina acerca de la decisión comunicada por los organizadores. El resultado inmediato del trabajo social se pudo mostrar cuando los jóvenes decidieron mejorar el playón de juegos del barrio Arrayanes. Hubo colaboración municipal, en cuanto a presupuesto, pero la mano de obra corrió por cuenta de ellos.

“Venían reclamando este tipo de trabajos”, dijo Guillermina sobre un mecanismo que se inició con su llegada, y la de sus compañeros, hace unos cuatro años. De allí también surgieron talleres de herrería, electricidad y hasta una programa de esquí que es “super convocante”, añadió acerca de la posibilidad de conocer el cerro Catedral por primera vez.

Fútbol

El torneo finalizará el 30 de septiembre y se espera que los 160 participantes asistan a la final para conocer al ganador. Hasta los premios fortalecerán a la unión de los grupos. Un asado completo, botines de fútbol, y camisetas para los equipos, fueron las recompensas escogidas.

“Esperamos que la organización y la comisión tomen tanta fuerza que puedan seguir organizándolo sin el Estado”, se esperanzó Guillermina acerca de la presencia de los operadores territoriales para brindar herramientas de integración.

Los participantes
y el equipo invitado
1
equipo se destaca por los alumnos de CreArte, invitados especiales tras la experiencia del fútbol callejero.
160
jóvenes se reparten entre los 16 equipos que se formaron entre los 6 barrios del Caat 7.

TAGS.

DeBariloche