VIH: más casos en Bariloche

Los médicos intentan determinar si es porque aumentó la circulación del virus o porque se hacen más estudios. “Cuanto más buscas, más casos encontrás”, explican. El 30% de los portadores no sabe que lo tiene. El 58% de los jóvenes no usa preservativos.

01 dic 2016 - 00:00
Comparte esta noticia

La detección de casos de VIH se incrementó en Bariloche en los últimos años. Los médicos locales se plantean la disyuntiva: ¿realmente aumentó el virus o hay más diagnóstico de casos en la ciudad?

“Cuanto más salís a buscar, más casos encontrás”, coinciden los profesionales del equipo de salud sexual del hospital zonal Ramón Carrillo.

La población joven sigue siendo la más afectada por la transmisión de VIH. Si bien los adolescentes cuentan con información y acceso a los preservativos, en el momento no miden los riesgos a los que se exponen.

“En una encuesta que realizamos, el 58% admitió que nunca usó preservativo o no suele usarlo. Hay que cambiar el mensaje. Se lo califica como un método anticonceptivo y lo cierto es que es el único que previene las enfermedades de transmisión sexual. El mensaje sería: primero, previene enfermedades y, además, el embarazo. No al revés”, señaló Gabriela Vázquez, integrante del DAPA.

En los últimos años también empezó a registrarse un rebrote de VIH en la población más adulta. “Lo que vemos también son personas mayores de 40 años que recién se separan y mantienen relaciones no estables, sin medir riesgos. Acá también tenemos un problema”, explicó Natalia Zemp, médica de adolescentes.

“No hay que olvidarse de que la tercera edad también goza de una vida sexual plena. A mayor edad, menor uso del preservativo, que es lo único que impide la transmisión de enfermedades sexuales”, subrayó Vázquez.

La población masculina registra índices más altos de VIH, especialmente entre los 20 y 54 años.

Los profesionales explican que esto se debe a que la mujer tiene más acceso a los distintos programas de salud (materno infantil, pap, mamografías) que los hombres.

El 30% de las personas que viven con el virus no lo saben y llegan a los centros de salud con un diagnóstico tardío cuando ya tienen sida. “Sucede que el tratamiento es mucho más efectivo cuando sólo sos portador del virus. Por eso es importante acercar el diagnóstico a la población y en eso nos focalizamos estos últimos años”, señaló Silvina Arredondo, infectóloga del hospital público de Bariloche.

En noviembre del 2014, los cinco integrantes del equipo de salud sexual comenzaron a implementar la campaña del “test rápido de VIH”, facilitando el acceso de la población.

Hasta diciembre del 2015, se realizaron 19 campañas que abarcaron a 700 personas, desde los 12 a 74 años. La finalidad fue trascender los muros del hospital y los centros de salud. Por eso se realizó en el Centro Regional Universitario Bariloche (CRUB), en la Fiesta de la Juventud, en el Penal y en escuelas secundarias.

“La idea fue captar más gente, especialmente a los jóvenes y a los hombres. Es una prueba amigable porque nadie rechaza pincharse un dedo y la gente se va con el resultado en el momento. Con la prueba de sangre, la gente nunca vuelve a buscar el resultado. De esta forma, acceden más personas”, advirtió Vázquez.

Desde entonces, estos tests rápidos son provistos por organizaciones de la sociedad civil. Por eso las campañas se implementan cuando hay stock. “En su momento se propuso como estrategia para la comunidad. Hoy comprobamos que funciona y estamos en condiciones de decir que esto hay que sumarlo al presupuesto de salud”, coincidieron los médicos.

TAGS.

DeBariloche
Últimas noticias de ésta sección