“Challacó, historias de intrépidos estudiantes”

14 ene 2018 - 00:00
Comparte esta noticia

El mundo estudiantil de la primigenia Universidad del Neuquén –década del 60– se expresó a través de la participación en los hechos acaecidos en el Chocón y en la lucha por nacionalizar la universidad. El panorama político de esa época está enmarcado en el Onganiato, etapa de grandes conflictos sociales. En 1961 se había creado en Neuquén un Instituto de Profesorado, y en 1964 se fundó la Universidad de Neuquén (UN), cuyos creadores fueron el Dr. Raúl Touceda, los ingenieros Pedro Salvatori y Silvio Tosello y Enrique Oliva.

La UN comenzó a funcionar en 1965 y ofrecía las carreras de Profesorado (Humanidades), Ingeniería Agronómica (Ciencias Agrarias) e Ingeniería Industrial (Facultad de Ingeniería) con las especializaciones en Electrotécnica, Petróleo y Minería, Mecánica y Química. Además funcionaban: Social, Turismo y Desarrollo y Administración Regional. La sede central de la UN funcionaba en el local de la Escuela Provincial Nº 201, en la esquina de Belgrano y Salta. Esos recuerdos fueron tomados del libro que Luis Narbona compilara teniendo en cuenta los relatos de sus protagonistas en Challacó (“Olla de agua” en mapuche), un lugar geográfico ubicado a 86 km de Neuquén camino a Zapala por la Ruta 22. Esta unidad académica, según consta en el escrito, es la primera en nuestra provincia neuquina. El lugar tiene una rica historia petrolera que comenzó en los años 40 con las Empresas Standard Oil y luego Esso.

Los primeros 40 estudiantes internados allí comenzaron su historia el 30 de marzo de 1965: a las 16, el ómnibus El Valle que partía de General Roca los dejó en Challacó con un tremendo sol en medio de las lomadas.

La Facultad de Ingeniería nació el 1º de abril de 1965 con sede en Challacó. Su primer decano fue el Ing. Armando París, que era jefe de los talleres de YPF y director organizador de la Escuela Nacional de Educación Técnica de Plaza Huincul. Para esto, YPF cedió el Campamento de Challacó con los edificios correspondientes y otros beneficios que facilitaban la tarea a profesores, empleados y alumnos. La infraestructura era: cinco edificios, tres pabellones para alojamiento, un cuarto pabellón para Aula Magna, salón de conferencias, comedor para alumnos, cocina, biblioteca. El último edificio estaba destinado para aulas y laboratorios. En sus comienzos concurrieron 90 alumnos: 36 varones internos, 6 mujeres y el resto externos. El plantel docente era de unos 20 profesores, cuya mayoría vivía en la región. Las especialidades fueron Petróleo, Minas e Industrial. En 1966 el decano fue reemplazado por el Ing. Magnus Rivas, pero el golpe de 1966 terminó con su breve gestión. El nuevo rector de la Universidad nombró en su reemplazo a un profesor de la casa, el Ing. Aroldo Paccini, que ya era administrador general de CALF. Este llevó adelante una gran reforma al unificar los planes de las carreras de Ingeniería en Petróleo y Mecánica, con cuatro orientaciones.

El Ing. Paccini fue uno de los promotores para obtener los actuales terrenos de la Universidad en la ciudad de Neuquén. En 1970, se produjo la primera promoción de ingenieros. Al año siguiente se supo que se iba a nacionalizar la Universidad, y que comenzaría a funcionar el 1º de enero de 1972 con sede central en la ciudad de Neuquén y facultades en Río Negro. Después de Paccini fue rector el licenciado Pereyra, luego el ingeniero Vladimiro Sinigoj, entre otros. El traslado definitivo a Neuquén capital se efectivizó a fines de 1973.

Este rescate es para la memoria ciudadana, tiempos de convivencia, de esfuerzos colectivos, de respeto mutuo y de un profundo amor solidario dentro del grupo de los primeros estudiantes de ingeniería de Challacó. Gratos recuerdos invaden sus mentes, de aquellos tiempos que dejaron huellas importantes para los futuros ingenieros.

Beatriz Carolina Chávez

DNI 6.251.256

Neuquén
Últimas noticias de esta sección