La reelección indefinida hiere a la UNRN

15 nov 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

La alternancia en el ejercicio de cargos públicos tiene por objeto evitar que una institución pierda su dinamismo, se concentre el poder y se rompa el equilibrio que la división de poder garantiza. La universidad pública, sin perjuicio de resultar autónoma, no debería ser ajena a este principio.

La Universidad de Río Negro produjo la noticia más preocupante cuando el rector Juan Carlos del Bello modificó a través de su predominio en la asamblea universitaria la norma que impedía la reelección indefinida. Pensar que una sola persona es la única capaz de administrar y conducir genera una dependencia innecesaria y poco sana. Está demostrado que la única herramienta que permite asegurar el desarrollo, la estabilidad y la mejora de la calidad institucional es la limitación de las reelecciones, permitiendo que diversas fuerzas políticas puedan alternarse en el gobierno. La actitud de la asamblea muestra la incapacidad para equilibrar la institución mediante la limitación al ejercicio del poder de un rector que hoy se considera por encima de ellas y sin querer reconocer que la alternancia obliga a los consensos.

Nicolás Suárez Colman

DNI 30.751.196

Roca

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección