“Los “hijos” y “entenados” de Quiroga”

17 jul 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

Bien conocida es la postura enérgica que el intendente de la capital neuquina ha adoptado en numerosos casos vinculados con la ocupación ilegal de la tierra pública y la metodología que ha utilizado para su recuperación: intimaciones, multas, uso de la vía judicial y de la fuerza pública. Lo hemos observado recientemente en el desalojo de las tierras municipales ocupadas en el Barrio Parque Industrial, o para dar otro ejemplo, si vamos más allá en el tiempo, en el fatal desalojo de la familia Pilli del barrio Limay; el vecino Pilli había amenazado con prenderse fuego si los sacaban del lugar, aun así, ello no alcanzó para frenar la medida, y Pilli cumplió su amenaza.

Sin embargo, esta postura de aparente inflexibilidad de Quiroga, desaparece cuando se trata de recuperar la tierra apropiada por el sector más acomodado de la sociedad, como puede observarse en el caso de la antigua ocupación que realiza el Barrio cerrado Rincón Club de Campo. En estas circunstancias, la terminología y el tratamiento del tema cambian diametralmente. Ni Quiroga, ni ninguno de sus funcionarios o concejales, se han referido al mismo utilizando términos como: ocupación ilegal, asentamiento, delito o incumplimiento de la Ley, ni tampoco han desplegado la metodología que acostumbran para estos casos. Todo lo contrario, el intendente envió un expediente al Deliberante sugiriendo la venta al country de las ocho hectáreas municipales que ocupan, que pertenecen al Parque Norte, sólo tres de las cuales fueron cedidas a préstamo –ya vencido- y las demás utilizadas sin permiso alguno; sumado a ello, el country también hace uso e impide el acceso a dos calles públicas. Refiriéndose a este tema, Quiroga ha expresado públicamente, que en caso de restitución al Municipio, este deberá resarcir económicamente al country por las “mejoras” realizadas en el mismo, ¡insólito!, ¡encima los vecinos de Neuquén seríamos deudores del Rincón Club!. Y más aún, para justificar su iniciativa de venta, Quiroga también argumentó que una cancha de golf como la que el Rincón Club posee es un atractivo para fomentar el turismo ligado a este deporte, lo que implicaría “un beneficio económico para la ciudad”. Queda claro que, para el intendente, los ciudadanos no somos todos iguales ante la Ley, como lo establece la Constitución Nacional, para él hay “hijos” y “entenados”.

Lo lógico sería que, como debiera suceder en una democracia que represente los derechos e intereses de la mayoría, este tipo de arbitrariedades o excesos del ejecutivo se subsanasen al pasar por otro ámbito de la representación republicana, como es el Concejo Deliberante; pero lamentablemente, ello no sucede así. Existió una iniciativa, del bloque de UNE – Neuquén Puede, que propuso la caducidad del préstamo y la consecuente restitución de las tierras al municipio; sin embargo, su tratamiento no logró salir de la Comisión de Obras Públicas, porque sólo obtuvo el voto de sus impulsores, ni el bloque oficialista ni el MPN acompañaron la iniciativa. ¡Qué llamativa complicidad la de estos dos sectores de la política neuquina, que cierran filas cuando se trata de defender los privilegios e intereses de los sectores más poderosos de la sociedad!, privilegios que ellos mismos se han esmerado en construir y se ocupan en fortalecer. Mientras tanto, los sectores medios y bajos de la sociedad, luchan como pueden por sobrevivir día a día y por acceder a los derechos más elementales.

Cristina Laura Trillo

DNI: 20.280.212

“Cierran filas
cuando se trata de defender los privilegios e intereses de los sectores más poderosos de la sociedad”.
Neuquén

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de ésta sección