Representante

13 ago 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

Ser representante de algo o alguien es muy importante, y más cuando se representa al pueblo. Siempre se dice que “ciudad sucia, gente sucia”. Si la población al ejercer el voto elige a un diputado, legislador o concejal malo, deberíamos decir “representante malo, población mala”.

Es posible que hasta ahora no se haya enseñado desde la primaria lo que significa votar y designar a un congresal. Se sigue eligiendo a través del club político, y lo que viene no es como para que sea representante de nadie. Se vota al partido; ojalá se votase al entero. Estamos viendo que en cada período electoral la calidad de los listados es peor.

Esto se ha transformado en un “Gran hermano”, pero ahí se puede elegir a quién despedir y quién se queda. En las cámaras, concejos o legislaturas deberíamos hacer lo mismo. No sería necesario que se fueran todos, solamente los que no sirven, no saben o no cumplen. En el Congreso, son neutralizados todos. ¿No se podría poner gente capaz? Pero capaz de hacer algo más que hablar y no decir nada.

Tatiana M. Flores

DNI 10.944.232

San Andrés

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de ésta sección