Universos interpretativos

14 nov 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

Vivimos en universos interpretativos. No hay verdades, hay opiniones. Salvo en las Sagradas Escrituras, que también son interpretadas según el sentir, el emocionar, el impacto intelectual, la condición espiritual del que las interpreta.

Valores, principios, convicciones, metas, vicisitudes, carácter, emociones y creencias intervienen en nuestro interpretar. Y eso es bueno siempre que no busquemos imponernos ni dominar para lucrar como sea. Mientras mantengamos el respeto.

No somos dueños de la verdad. Nuestras opiniones van y vienen imbuidas de más o menos buena voluntad y de tendencias inconscientes en medio de luchas de poder y prestigio, de reglas de orden, según preferencias y jerarquías de raigambre humana. Y la intimidad se desvanece.

A solas con Dios o entre amigos, basta una plegaria, un Padre Nuestro, para conectarnos con lo sagrado. Después de haber derramado su mensaje Jesús nos llamó amigos y eso es lo que debemos ser, y amarnos como tales hasta dar la vida uno por el otro. Pero entre amigos no hay autoritarismos, hay amistad. Amor humano y santo. En una mezcla inexplicable e inseparable.

Alberto Félix Suertegaray

DNI 14.169.481

Roca

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección