Vaca Muerta

13 ago 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

El exgobernador de Neuquén Jorge Sapag viajó a Estados Unidos para vender Vaca Muerta, pagándose el viaje con su peculio. Luego Macri se hizo cargo del negocio y trató personalmente con la reina de Holanda. A partir de ahí la Shell, compañía anglo-holandesa que estuviera a cargo del actual ministro Aranguren, ha plantado sus reales sobre la Vaca Muerta neuquina, sin pena ni gloria...

Nada de licitación pública como en Venezuela, nada de que YPF –como en el glorioso pasado del general Mosconi– hiciera la explotación para el país, sin precios internacionales y sin uso del sistema fracking “asesino” según los Estados Unidos. Nada de eso: van a explotar “a como dé lugar” y nos harán pagar los hidrocarburos al precio del mercado europeo. Y encima se llevarán las ganancias a sus reinos. Por las dudas, y porque necesitarán buenos rieles desde Bahía Blanca al sur para movilizar equipos y arena especial –pesadísima– para el sistema fracking, según “Río Negro” en su página 9 del 8 pasado nos informa, se licitará la obra del mejoramiento ferroviario según el ministro Brillo con una inversión de 530 millones de dólares, con una ampliación de 115 kilómetros para ir hasta Añelo. Seguramente lo que urge por el momento es satisfacer la demanda petrolera privada de la Shell y sus acólitos, el resto, desde Zapala en adelante, ya veremos.

Mientras tanto, gastamos nuestros dólares para que los empresarios extranjeros cuenten con nuevas vías para su servicio y explotación privada. Está todo dicho, somos pasto de las multinacionales y nada más.

Mientras tanto Río Negro ni pío por la conexión que se comenta de efectuar el Bioceánico por el puerto del este; aquí queremos la central atómica.

Pobre gente, el viento nos amontona.

Juan Carlos Malgesini

DNI 4.673.429

Puerto del este

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección