Ahora falló el otro ascensor en la municipalidad de Cipolletti pero no hubo heridos

19 may 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

Un nuevo desperfecto, esta vez en el otro ascensor de la municipalidad, generó intranquilidad entre los empleados y contribuyentes que circulan por el edificio de Yrigoyen 379. La falla ocurrió durante la madrugada y fue detectada por los primeros empleados que llegaron al municipio, ayer alrededor de las 7. Las personas hablaron de una caída aunque las autoridades desmintieron esta versión y aseguraron que fue un problema eléctrico que hizo que el ascensor quedara detenido entre los pisos 10 y 11.

Ayer, tras las repercusiones que generó el problema que se registró a menos de dos semanas del primer accidente con el otro elevador, desde el municipio aseguraron que ya se dispuso el recambio de los motores y de la parte eléctrica. Explicaron que el sistema tiene cerca de 50 años y que sufre el desgaste propio del uso.

El director de Arquitectura de la municipalidad, José Torre Siu, detalló que llegó al edificio ayer pasadas las 6.40 y que “el ascensor número uno estaba fuera de servicio por algún desperfecto” que no pudieron identificar inmediatamente. Explicó que el ruido que sintieron los otros empleados no se debió a una caída sino que para destrabarlo se accionó un mecanismo manual. “Como es difícil de controlarlo subió más rápido de lo normal y rozó la base de la sala de máquinas, lo que generó el desprendimiento de mampostería y el ruido”, detalló.

Aseguró que inmediatamente llamaron a la empresa Ascensores Neuquén, que realiza el mantenimiento, y que se decidió dejar el elevador fuera de servicio hasta después de las 14 para poder revisar todo el sistema.

Cipolletti