Forno comenzará a ser juzgado por estafar a la Provincia

El exempleado de la Cámara de Trabajo está acusado de realizar maniobras delictivas en el manejo de dinero del Estado. La causa comenzó en el 2003 y se sospecha que desde entonces cobraba junto a otras personas remanentes de depósitos judiciales.

02 dic 2016 - 00:00
Comparte esta noticia

El supuesto líder de la megabanda de boqueteros, José Luis Forno, comenzará a ser juzgado en la Cámara Primera por una serie de estafas.

Hace 13 años que se inició la causa y fue llevada a juicio a tres años de su prescripción. A Forno y a otras nueve personas se los acusa del delito de estafas reiteradas. Se estima que estafaron a la Provincia por una suma de 200 mil pesos. La audiencia está prevista para hoy 9.

Los hechos que se le atribuyen ocurrieron en 2003 y 2004 cuando Forno trabajaba como jefe de despacho en la Cámara de Trabajo de esta ciudad. A través de la investigación se pudo establecer que enviaba a otras personas a cobrar los remanentes de depósitos judiciales. Ellos son quienes serán juzgado junto a Forno.

A través de la investigación se pudo establecer que Forno aprovechaba los remanentes de los depósitos judiciales y que eran estos los que enviaban a sus cómplices cobrar.

La maniobra fue descubierta por otro empleado quien notó el faltante del dinero.

Lo que hacían era quedarse con el dinero que sobraba de las demandas judiciales.

Luego de un juicio laboral suele quedar un remanente de la demanda ya que se aprueban en Legislatura los pagos por un monto mayor ante posible intereses que tener que pagar. Ese dinero queda en las cuentas bancarias. Ese remanente fue el que fueron cobrando.

Así lo hicieron 56 veces antes de ser descubierto. Se estableció que alcanzaron a robar 200 mil pesos. Este monto traducido a la actualidad superaría el millón de pesos.

Forno era el encargado de falsificar los oficios para llevar al banco y de sellarlos con sellos originales.

Luego entregaba este documento a uno de sus cómplices y les pedía que fueran al banco a cobrar.

Las penas que se contempla para el delito de estafas reiteradas es de un mes a 6 años de prisión por cada hecho. A Forno y a otros 9 imputados se les atribuye haber cometido 56.

A la espera

Forno está detenido desde mayo desde este año cuando se realizó el megaoperativo en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén para desbaratar una banda de boqueteros que actuaba en la región. Él está sindicado de ser el líder de la banda y se presume que este mismo rol tenía cuando estafó a la Provincia.

En la causa de la megabanda, Forno está acusado de liderar una asociación ilícita y de haber sido partícipe en todos los robos.
Cipolletti
Últimas noticias de ésta sección