Fue condenado a 15 años por corrupción de menores

La Cámara Primera de Cipolletti también le dictó la prisión preventiva y el hombre fue detenido. Lo acusan de haber abusado sexualmente de una niña durante seis años.

19 may 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

La Cámara Primera en lo Criminal de Cipolletti condenó a 15 años de prisión por el delito de “corrupción de menores” a un hombre acusado de haber abusado sexualmente de la hija de su pareja, cuando la niña tenía entre 8 y 14 años. La víctima declaró que los abusos se produjeron de manera sistemática, de lunes a viernes, a la hora de la siesta.

En la misma sentencia, el Tribunal ordenó la prisión preventiva del condenado, quién fue detenido ayer en la ciudad de Neuquén. Mediante una extradición provincial se está tramitando el traslado y posterior alojamiento en el penal de Cipolletti.

El Tribunal que condenó al hombre de 62 años, de nacionalidad chilena, viudo y de ocupación terapista, estuvo presidido por el juez Álvaro Meynet e integrado por los magistrados Julio Sueldo y Lucas Lizzi.

El fiscal fue Marcelo Gómez, quién en los alegatos había solicitado la pena de 15 años. Para decidir la prisión preventiva, el tribunal explicó que si bien el imputado permaneció en libertad y “cumplió correctamente sus obligaciones procesales (...) el peligro de fuga subyace en la gravedad de la pena”. Aclaró que el propio procesado admitió que tiene familia en Chile y en España, donde residió y cursó estudios.

“I.R.T es un sujeto para el que la movilidad de residencia ha sido una nota destacada en su vida pues dijo haber vivido en varios países, pero actualmente vive solo y no se le conoce familia en el medio, razón por la cual entiendo cuenta con recursos económicos suficientes para financiar esa conducta, por modestos que sean sus ingresos”, destacó el tribunal.

El nombre y apellido del condenado no se consignan aquí por el vínculo directo con la víctima, puesto que la niña lo trataba como si fuese su padre en todos los ámbitos familiares y sociales.

Los abusos ocurrieron entre los 8 años de la niña y hasta que cumplió 14. Presumiblemente desde el año 2006 hasta el 2012, en Cipolletti. Cuando la víctima empezó el colegio secundario pudo confesarle a un primo lo que estaba ocurriendo y entonces realizaron la denuncia.

La Cámara Primera condenó a I.R.T como autor del delito de “promoción a la corrupción de menores agravada por tratarse el autor de una persona conviviente, encargado de la guarda y educación”.

La víctima declaró que los abusos se produjeron de manera rutinaria, casi siempre de lunes a viernes a la hora de la siesta.

“Qué importancia podría otorgar la sociedad a una condena a prisión (...) ante la posibilidad que la sanción se vea frustrada por la fuga del condenado”,
argumentó el tribunal para la prisión preventiva.
Cipolletti

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.