Se enteró que era padre y logró que le pusieran su apellido

El niño había sido reconocido por la actual pareja de la madre. El padre biológico inició un proceso de filiación con resultados positivos. La Justicia remarcó la importancia del derecho a la identidad.

13 oct 2017 - 10:26
Comparte esta noticia

Un hombre que se enteró que era padre biológico de un niño concurrió a la Justicia para iniciar un trámite de filiación y lograr que lleve su apellido. El menor había sido reconocido por la actual pareja de la madre y se negó cinco veces a realizar el examen de ADN para acreditar su vinculación genética con el pequeño.

Esta negativa, sumado a testigos que indicaban que el padre que buscaba reconocer a su hijo había mantenido una relación con la madre del niño, incluso cuando el mismo era un bebé de un año y medio de edad, motivo la decisión judicial de hacer lugar al pedido.

Según informó el Ministerio Público de la Defensa, el caso se enmarca en el derecho a la identidad que es uno de los derechos considerados “personalísimos” y del cual “gozan todos los seres humanos más allá del sexo, la raza, la nacionalidad, la religión”.

La información da cuenta de que el padre recurrió a las defensorías del fuero Civil para solicitar asesoramiento respecto de un juicio de filiación porque había tomado conocimiento que tenía un hijo biológico. La defensora Cynthia Bistolfi, titular de la Unidad de Defensa de Derechos de Familia, fue quien representó al hombre durante todo el proceso.

“Como sucede en este tipo de casos, la prueba de ADN es fundamental para acreditar el vínculo. Pero ¿Qué pasa cuando una de las partes se niega a realizar la extracción de sangre para la obtención de un perfil genético que permite realizar la comparativa?”, se preguntaron desde la Justicia. “En este caso en particular, desde el Juzgado de Familia se dispusieron cinco turnos para la extracción de sangre, pero en ninguna de esas oportunidades el padre que había reconocido legalmente al niño asisitió”, detallaron.

Por este motivo, se le dio intervención a la Defensora de niños, niñas y adolescentes, Alicia Merino, quien dictaminó que siguiendo los parámetros establecidos por el Código Civil esa férrea negativa a la realización del examen debía valorarse como prueba en contra del hombre que impedía avanzar en esa instancia.

Marissa Palacios, titular de Juzgado de Familia 7, hizo lugar al planteo del padre. De esta forma, estableció que correspondía hacer lugar a la impugnación de paternidad del hombre representado por la defensora pública y dispuso que el Registro Civil proceda a inscribir al menor como hijo del demandante.

“El derecho a la identidad es uno de los principales derechos que tiene una persona, por lo que se procura que asegurar que el niño niña o adolescente conozca su real identidad biológica y obtenga su filiación”, apuntó Bistolfi.

  • 1
    Encuesta
    ¿Cipolletti está preparada para la circulación de peatones?
    No Faltan semáforos, bicisendas, rampas y emparejar veredas
    VOTAR

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.