Unter Cipolletti no quiere la reforma y atacaron a la dirección del gremio

A mediados de diciembre se realizaron las asambleas de toma de cargos. Los dirigentes de la ciudad debieron controlar los procedimientos e imponer que se respeten algunos términos.

09 ene 2018 - 13:31
Comparte esta noticia

En diciembre se realizaron las asamblea de toma de cargos docentes en Cipolletti, con la novedad de la implementación de la reforma del nivel medio, por lo que los puestos que sean tomados lo harán bajo la Escuela Secundaria de Río Negro (ESRN). Desde la seccional local del gremio Unter siguieron de cerca el proceso y consideraron que se trató de “una receta neoliberal, una reforma laboral y una estafa educativa”.

Durante la asamblea de principios del año pasado se generó un clima de tensión y Cipolletti fue una de las pocas ciudades en las que la norma no se pudo aplicar en primera instancia. Ante el rechazo de gran parte de las comunidades educativas, la cartera educativa dio marcha atrás y dejó que, durante el 2017, los colegios siguieran funcionando bajo la educación tradicional.

Desde el sindicado aseguraron que la ESRN se implementó “no porque los docentes la aceptamos, sino porque se negoció a nuestras espaldas en el Consejo Provincial de Educación y paritarias”, se quejaron y apuntaron contra la dirección central de Unter.

La asamblea se llevó a cabo “bajo ciertas condiciones que exigimos se tuvieran en cuenta para que resultara lo menos lesiva posible para los y las compañeras”, dijeron fuentes del gremio en referencia a lo que consideraron una norma “contradictoria y avasallante” y recordaron que “los vocales gubernamentales y docentes aún no se atreven a contestar los recursos administrativos, de revocatoria y pronto despacho que interpusimos ni bien la sancionaron”, dijeron miembros de Unter.

En ese sentido señalaron que “la disposición que considera la situación de los suplentes no fuera restrictiva y que los y las compañeras pudieran continuar en uso de licencia en caso de necesitarlo, sin que esto implicara la pérdida del cargo u horas al final del año calendario”, como lo establece la resolución correspondiente.

Además, atacaron a la cabeza del gremio y dijeron que los “miembros de la Comisión Directiva de Unter Central que fueron a la asamblea de Cipolletti se mantuvieron siempre en la periferia y no hicieron ninguna intervención”, acusaron.

“Advertimos y denunciamos que los cargos son variables de ajuste del gobierno, no sólo por los horarios arbitrarios, desdoblados y rotativos sino porque no existe una reglamentación sobre los cargos de la ESRN”, se quejaron.