Borges y yo

17 jun 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

A riesgo de sonar blasfema, debo confesar que los cuentos de Jorge Luis Borges no me emocionan. Eso sí: sus poemas me erizan la piel.

Reflexiones intelectuales y metafísicas, él mismo decía que los temas de su escritura eran el tiempo, el yo y “la perduración del yo en el tiempo”; Buenos Aires; la muerte.

¿Y el amor? Tema universal, si los hay, y está casi ausente. Pero cuando aparece, sentimos que nos está leyendo el alma. “El amenazado” es de esas maravillas. Pocas veces el amor, como sentimiento que atraviesa el cuerpo, ha sido tan bien definido.

Últimas noticias de ésta sección