El mensaje del papa

12 sep 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

En las intervenciones que ha dado en su visita a Colombia, el papa Francisco ha sido enfático al destacar la importancia de la paz en el país, sacudido por un conflicto armado de más de cinco décadas, pero en el fondo de sus palabras hace un llamado también a la reconciliación, el perdón y la justicia.

La tónica del líder religioso ha sido mantener su apoyo al proceso de paz que el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) culminaron en noviembre pasado tras cuatro años de negociaciones.

No obstante, en la precisión de los textos, que además incluyen referencias a la cultura colombiana y modismos, ha llamado indirectamente a las partes a cumplir con lo pactado, y también a quienes se han opuesto al acuerdo, como el líder de derecha radical y expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), a unirse al objetivo.

“No hay que decaer en el esfuerzo, a pesar de los obstáculos, las diferencias y los distintos enfoques sobre la manera de llegar a la convivencia pacífica”, dijo al aclarar que la paz sólo se conseguirá cuando se resuelvan las causas estructurales de la pobreza y la exclusión, un llamado principalmente al Estado.

Además, en una intervención ante más de 20.000 jóvenes que lo esperaron en la céntrica Plaza de Bolívar de la capital colombiana, pidió a esas nuevas generaciones corregir los errores de los mayores que durante años permitieron que el país se hundiera en la violencia.

Según el periodista y columnista del diario “El Tiempo” Luis Ochoa, el papa “se ha dado cuenta del odio que algunos sembraron en Colombia” y “por eso enfatiza en el perdón”. En ese sentido, una de las declaraciones más fuertes fue la que hizo el viernes al utilizar la palabra “cizaña”, una “planta con espigas comprimidas cuya semilla es venenosa”. “Es cierto que en este enorme campo que es Colombia todavía hay espacio para la cizaña. Ustedes estén atentos a los frutos, cuiden el trigo y no pierdan la paz por la cizaña”, anotó.

Tras escuchar los testimonios de un exguerrillero, una exparamilitar y dos víctimas del conflicto, mencionó que es necesario que en el proceso de reconciliación se conozca la verdad, que debe estar unida a la justicia y la misericordia. Instó indirectamente a la exguerrilla de las FARC, así como al Ejército de Liberación Nacional, que protagoniza un proceso de paz con el gobierno, a colaborar con la verdad y la reparación de las víctimas.

El papa dijo que es imperativo perdonarse mutuamente e inclusive afirmó que, como todos, él mismo tiene que pedir perdón para empezar a caminar juntos y mirar “hacia adelante con fe y esperanza”.

*DPA

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección