Adios al artista plástico Daniel Schallbetter

El pintor que vivió desde los 80 en Neuquén falleció ayer miércoles, en Entre Ríos. Fue luego de las complicaciones y el ACV que sufrió tras el incendio de su vivienda en diciembre de 2016.

15 feb 2018 - 11:08

“De Ida y Vuelta” fue la última muestra que Daniel Schallbetter mostró a los neuquinos en el complejo “Casa de las Leyes”. Fue a principios del año pasado y fue la primera tras el gran incendio que consumió su casa y gran parte de sus obras.

Te puede interesar Daniel Schallbetter, el arte después del fuego

Lo cierto es que ese siniestro no lo dejó totalmente ileso, ni física ni mucho menos psicológicamente. La destrucción casi total de sus obras le provocó una profunda depresión además de algunas descompensaciones en su estado de salud.

Todo esto lo llevo a volverse a su Diamante natal, en agosto del año pasado. Y al poco tiempo de llegar sufrió un ACV que lo terminó de desestabilizar. Y tras varias semanas en coma, ayer falleció dejando un vacío profundo en la socidad artística neuquina.

Una breve autoautobiografía
Nací una madrugada de lunes, con lluvias y tormentas. Noche de San Juan, en Diamante, Entre Ríos, en 1952 (aún hoy la lluvia me inspira a crear).
De chico pintaba y hacía personajes con papel y jugaba al teatro (siempre quise ser actor), pero mis padres decidieron que sería maestro. Me mandaron a un colegio internado, donde salí con el titulo de: Maestro Normal Nacional Rural.
A los 19 años, me fui al norte de Formosa, a trabajar de Docente Rural, 4 años en una Comunidad Toba.
De nuevo en mi pueblo, fui telefonista, maestro y pintaba un poco.
A los 27 años, llegué a Neuquén, ejercí como docente de primaria, e ingresé a la escuela superior de Bellas Artes, egresando primero como docente de plástica, luego como profesor de pintura. Trabajé en los tres niveles educativos e hice mi primera exposición, año 1988, en Museo Gregorio Álvarez. Desde entonces me aboqué de lleno a pintar.
Año 1990, me traslado a Santiago de Chile, allí viví por primera vez del Arte, exponiendo en varias galerías y vendiendo mi producción, esto me llevó a España, donde residí un año y medio exponiendo en Madrid, Castellón de la Plana, Barcelona, Alicante.
Luego vinieron exposiciones, en Entre Ríos, Buenos Aires, muestras naif colectivas, perfeccionamiento docente, trabajos en talleres y algunos murales.
Desde 2013, expongo una vez al año en Tilcara (Jujuy).
En Mayo de este año, después de 16 años, volví a exponer en la sala Emilio Saracco de Neuquén.
Ahora con mis obras, llegué a este espacio agradeciendo por esta oportunidad a sus organizadores.
Trato con mi pintura, que no es naif, sino realismo mágico, reflejar un poquito de nuestro suelo, que es latinoamericano, y agradecido por haber nacido y habilitarlo aún, recordando siempre que: “El Arte es el mejor camino para amar la vida”.
Últimas noticias de esta sección