Música

“Coco”: con un peliculón Disney-Pixar le declara su amor a la cultura mexicana

12 ene 2018 - 00:00
Comparte esta noticia
“La idea era que fuera una carta de amor a México, pero también en la que se sintieran identificados todos a lo largo del mundo”,
explica Lee Unkrich, sobre “Coco”, la película animada de Pixar.

El director estadounidense Lee Unkrich, que se llevó el Oscar en 2011 con “Toy Story 3”, estrenará el próximo jueves en Argentina “Coco”, la nueva producción de Disney-Pixar que codirige con Adrián Molina y que fue pensada como “una carta de amor a México” en la que los realizadores se proponen contar una cultura diferente de la suya.

“Había que contar una cultura que no era la mía y eso no sólo lo sentí como algo interesante, sino también como una gran responsabilidad, ya que tenía que contarlo exactamente como era”, sostuvo Unkrich en una entrevista exclusiva con Télam y otros dos medios latinoamericanos en las oficinas de Pixar en San Francisco.

“No importa cuántas películas importantes hicimos, siempre que empezamos una nueva es difícil. Además, esta fue especialmente difícil porque tenía que ser respetuosa y exacta sobre otra cultura”, aseguró el realizador en una de las oficinas vidriadas del primer piso de Pixar, con vista al hall central donde está la cafetería para los 1.300 empleados de este gigante de la animación.

Basada en la tradicional festividad mexicana de “Día de los muertos”, “Coco” es la última apuesta del estudio de animación creado por Steve Jobs en 1986 y que en 2005 fue comprado por Disney.

En ella, Miguel, un niño hijo de zapateros que odian la música, intenta hacerse carrera con su guitarra luego de descubrir que es descendiente de uno de los compositores más importantes de México.

En medio de esa búsqueda para que su familia apoye la decisión, el protagonista cruza el umbral al “más allá” en el “Día de Muertos”, generando una serie de aventuras para regresar con los vivos, tras descubrir secretos que cambiarán la realidad.

“Coco”: con un peliculón Disney-Pixar le declara su amor a la cultura mexicana

Con estreno y buena recaudación en la taquilla en Estados Unidos y gran parte del mundo, el último filme del codirector de “Buscando a Nemo” y “Monsters, Inc” se convirtió en octubre pasado en la película animada de mayor recaudación en la historia de México.

El realizador afirmó que para hacer la película una de las “prioridades” fue “conocer a todos los mexicanos y latinos posibles para asegurar que había experiencias para contar bien” la historia.

Así, junto al equipo de producción, Unkrich se internó en varios poblados de México antes, durante y después del “Día de muertos”, compartiendo comidas y veladas con familias locales.

- La película llega en un momento en el que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quiere construir un muro.

- “Coco” la empezamos hace seis años y era otro momento político. La idea era que fuera una carta de amor a México, pero también en la que se sintieran identificados todos a lo largo del mundo. La mexicana es una cultura muy linda y la película intenta dar cuenta de todo eso.

- Sin embargo, esa “carta de amor” al comienzo sufrió cortocircuitos luego de que Disney intentara registrar como marca propia “Día de muertos”.

- La manera en la que lo manejamos fue un gran error y nos disculpamos, ojalá nunca hubiera pasado. Fue justamente antagónico a lo que tratábamos de hacer. Ya me he disculpado; fue algo desafortunado y espero que podamos seguir adelante.

“Coco”: con un peliculón Disney-Pixar le declara su amor a la cultura mexicana

- Volviendo al tema político. ¿Cree que este filme trae un mensaje diferente al del gobierno de Trump?

- No quisiera que lo político se mezcle en la película, pero creo que contar una historia puede ser una gran herramienta para abrir la mente. Es un momento muy interesante y especial para el lanzamiento. Creo que el arte es una oportunidad para iniciar conversaciones y abrir los ojos de la gente hacia diferentes culturas y personas con las que vivimos en el mundo. Puede hacer una diferencia, aunque no fue la intención original.

- California, como todo el sur de Estados Unidos, tiene un gran contacto con México. Más allá de la investigación, ¿esto influyó en el filme?

- Yo crecí en Ohio y mi madre quería que estuviera todo el tiempo expuesto a otras culturas mientras crecía. Por eso tenía amigos con ascendencia india y era parte de un grupo de teatro que tenía integrantes africanos. Crecí expuesto a otras culturas y era una minoría también al ser judío en una pequeña ciudad sin demasiados judíos. Entonces, la idea de contar una cultura que no era la mía lo sentía muy interesante pero también como una gran responsabilidad, ya que tenía que contarlo exactamente como era.

- Por otro lado, en la película hay una crítica a los artistas que abandonan a su familia por su arte. ¿Puede ser una crítica a su propia vida?

- (Risas) Es algo con lo que mucha gente tiene que vivir. Yo tuve la suerte de crecer en una familia que siempre me apoyó en lo que quisiera hacer, y cuando supe que quería trabajar en arte me apoyaron. Pero también hay gente en mi equipo que no tiene familias así, que pensaban que tenían que tener trabajos más tradicionales y no los apoyaron. Es una idea que queríamos explorar en la película porque Miguel es un personaje que no quiere elegir entre una cosa o la otra. Por ahí pasa el conflicto, por las diferentes maneras de seguir, cuando esto se vuelve un problema.

- Luego de ganar un Oscar, ¿cuál es el mayor desafío como director?

- Para mí es contar una historia, siempre lo es. No importa cuántas películas importantes hicimos, siempre que empezamos una nueva es difícil. En “Coco” hay muchos personajes y una gran variedad en la película porque Miguel está en movimiento y eso requiere muchos sets, personajes y locaciones. Queríamos que la película fuera espectacular y sorprendiera a la gente, entonces tuvimos que ser inteligentes al respecto y pasar mucho tiempo armándolo. Fue un gran desafío, pero la historia es lo principal.

- Se produce como una película para cine, pero ¿influye saber que al final va a ser más veces vista en tablets, laptops y hasta en celulares?

- Hacemos nuestra película para el cine y esperamos que mucha gente la vea allí, aunque obviamente quiero que todos la miren, así que prefiero que la vean en un teléfono a que no la vean. Pero bueno, trabajamos con el cine y tratamos de dar lo mejor para mantenerlo vivo. Y es una película interesante para que vayan a verla con sus familias, porque es una historia de generaciones.

Buenos Aires
Últimas noticias de esta sección