Stephen King, el señor del terror habla de sus miedos

El jueves se estrena “It” en la zona, un filme que lleva al cine una de las novelas más aterradoras del escritor norteamericano. Sobre la película habla el autor de libro y sus creadores.

16 sep 2017 - 23:59
Comparte esta noticia

El escritor vivo con más obras llevadas a la pantalla se presenta por teléfono como “Steve King”.

Más de 60 de sus novelas y cuentos cortos han sido adaptados al cine y la televisión en los últimos 40 años, con una cosecha abundante de estrenos recientes y próximos.

Una versión cinematográfica de la saga “La Torre Oscura” y una adaptación televisiva de “Mr. Mercedes” salieron en agosto. Netflix estrenará su adaptación de la novela de King “El juego de Gerald” a fines de mes y una de su novela corta “1922” en octubre. Una versión de su épica de terror “It” (”Eso”) llega a la pantalla grande el jueves próximo.

El celebrado autor, que cumple 70 años este mes, conversó sobre sus experiencias más aterradoras como escritor y sobre cómo Hollywood maneja su trabajo.

P- ¿Qué tan importante es que esas adaptaciones sean fieles a la obra original?

R- Bueno, para mí no es tan importante, realmente. Creo que son mejores cuando se apegan a los libros porque, no sé, siento interés como su dueño. Siempre pienso que algunas de las adaptaciones que no funcionan tan bien son aquellas en las que compraron el concepto básico pero dijeron, “bueno, le vamos a cambiar esto y aquello”. Así que siempre siento un poco como que compraron mi plataforma de lanzamiento y pusieron su propio cohete, y a veces el cohete ha explotado... Las que más me gustan son las que se apegan más a la historia y aquellas en las que veo cambios y cosas que han sido alteradas y me digo a mi mismo, “desearía haber pensado en eso”.

P- ¿Siguen sintiéndose suyas estas historias una vez que han sido adaptadas?

R- Sí, siguen sintiéndose mías. “It” se siente muy mía porque se mantiene cercana al libro... Creo que algunas de las reseñas dirán que es una especie de “Cuenta conmigo” con monstruos. Pero los niños no cambian mucho... Y lo lindo de “It” es que como película de terror funciona. Pero una de las razones por las que funciona –la única razón por la que una historia como esta funciona– es que a uno le llegan a importar las personas involucradas. Quiero decir, uno va a ver una película como “Viernes 13” y vamos a ser sinceros, uno está esperando ver a 12 jóvenes bien parecidos ser asesinados de 12 maneras interesantes. Esta película no es así. ¡Uno no quiere ver a nadie morir! Uno quiere que sobrevivan.

P- ¿Alguna vez se aterroriza a usted mismo escribiendo?

R- Sí, de vez en cuando. Hay un par de escenas en “It” que no están en la película... Hay una escena en el libro en la que encuentran un basural con un montón de electrodomésticos desechados y hay una heladera... A todos nos han dicho: si estás jugando y ves una heladera desechada no te metas, porque los niños pueden meterse y quedar atrapados y morir. Así que puse una heladera desechada en el libro y cuando uno de los niños abre la puerta, está lleno de sanguijuelas que comienzan a salir... Eso me asustó, así que, claro que sí. Pero muchas veces uno se siente más poderoso que asustado porque es el que está diseñando los sustos.

P- Resulta sorprendente que pueda asustarse a sí mismo sabiendo lo que está por venir.

R- Es un poco diferente conmigo porque soy un escritor instintivo; no planeo mucho por adelantado. Sé hasta cierto punto a dónde voy, pero dejo que los detalles aparezcan mientras avanza la historia.

Así que un par de veces he logrado asustarme a mí mismo.

Cuando estaba trabajando en “El resplandor” y escribiendo sobre la mujer en la habitación 217, cuando el pequeño Danny entró y la vio en la bañera me asusté muchísimo.

P- ¿Le gusta cuando eso sucede?

R- No en particular, pero es una experiencia intensa. En cierto modo sí me gusta, hay algo excitante al respecto.

Pero así es con cualquier tipo de ficción de terror, sea un libro o una película: es estimulante porque, por un lado, uno sabe que está seguro, pero por el otro, cuanto más fuerte la imagen, más aterradora es.

Es como construir las atracciones de un parque de diversiones.

“Cada vez que oigo que influí en alguien o que hice que alguien quiera ser narrador, eso me hace feliz”.
confiesa el autor, quien siente que hace su trabajo lo mejor que puede.
El payaso vuelve para aterrorizar a nuevas generaciones

En 1989, cuando Stephen King ya había publicado más de 20 libros, tres adolescentes descubrían su novela de terror “It” (“Eso”), una épica de 1.100 páginas sobre un grupo de chicos marginados y un villano de forma cambiante que mayormente se manifiesta como un payaso devorador de niños.

Esos jóvenes lectores crecieron para convertirse en cineastas, y unieron esfuerzos para llevar “It” a la pantalla en una película que se estrena el jueves próximo. El director argentino Andy Muschietti, el guionista Gary Dauberman y el productor Seth Grahame-Smith dicen que la obra de King los moldeó como narradores, y la aprobación del escritor de su adaptación es crítica para que consideren el filme un éxito.

“De ninguna manera yo sería escritor o novelista sin Stephen King”, dijo Grahame-Smith, autor de “Orgullo, prejuicio y zombies” y “Abraham Lincoln: Cazador de vampiros”, ambas llevadas al cine. “Lo último que quisiéramos es ser parte de una película inferior de Stephen King”.

Si a King no le gusta el filme, “de algún modo estaríamos decepcionando a un miembro de la familia”, expresó el guionista, cuyos créditos incluyen la exitosa película de terror “Annabelle 2: la creación”. “Y mi esposa es de Maine (como King), así que estoy como que, ‘¿Podré volver de visita?’ Él sencillamente está en todos lados”.

Muschietti dijo que King es una de las más grandes influencias creativas en su vida. “Estoy programado con su manera de contar historias”, dijo.

Pero con “It”, los cineastas hicieron dos grandes cambios a la novela original: la cortaron por la mitad y la movieron 30 años. “Era evidente que no podríamos tomar un libro de más de 1.100 páginas y condensarlo en una película”, explicó Grahame-Smith.

La novela se centra en siete personajes en Derry, Maine, durante dos períodos de sus vidas: como niños a finales de la década de 1950, y como adultos a mediados de los 80. El filme, empero, se enfoca solo en su niñez, cuando conocieron por primera vez a Pennywise, el payaso. Y transcurre por la época en que los cineastas descubrieron el libro.

Los cinéfilos de hoy tendrían más nostalgia por los 80 que por los 50, señaló Grahame-Smith. “Recuerdan su infancia y su adolescencia en los 80, así que tenía sentido moverla”, dijo. “Para que al final con suerte, cuando podamos contar la segunda parte de la historia, sea en el presente”.

Esta película es sobre cómo un grupo de chicos que se hacen llamar el “Club de los Perdedores” se unen al descubrir que una fuerza malvada misteriosa es responsable de la frecuente desaparición de niños en su pueblo. Un niño del club perdió a su querido hermanito mientras que otros han tenido encuentros personales con e ese ser escalofriante, así que deciden que su única posibilidad para derrotarlo es permanecer juntos.

“It” es protagonizada por un buen equipo de niños actores que incluyen a Jaeden Lieberher (“The Book of Henry”) y Finn Wolfhard (“Stranger Things”) y Bill Skarsgard como el aterrador Pennywise.

La aprobación

King dijo en que el libro estaba entre sus favoritos, “de un modo un poco problemático”.

Dijo que no tuvo problemas con el hecho de que la historia de “It” se trasladara a la década de 1980 porque “existe el mismo tipo de nostalgia para los adultos que dicen, ‘Bueno, yo recuerdo esa época’”. Y piensa que era obvio separar el libro en dos y enfocarse en los protagonistas como niños.

“Me pareció una idea maravillosa”, dijo. “¡Espero que la película sea un éxito y hagan la de los adultos, y entonces puedan hacer un paquete de DVD con todo junto!”.

Para resumir lo que pensaba del filme, King dijo: “Me gustó”.

“Ahí fue cuando exhalé”, dijo Dauberman. “Quiero que todo el mundo lo disfrute, pero su opinión era la que más me importaba”. Lo mismo dijeron el director y el productor.

Stephen King, el señor del terror habla de sus miedos
Muschietti va del terror a los robots
El cineasta argentino Andrés Muschietti se convirtió en uno de los directores más exitosos de Hollywood con “Mamá”, su ópera prima, una película de terror sobrenatural sobre la relación entre dos niñas huérfanas y un ente fantasmagórico al que creen su madre,
Egresado de la Universidad del Cine de Buenos Aires, se inició como cortometrajista con uno de los relatos de “Historias Breves 3”, y además fue asistente de Alejandro Agresti en “Una noche con Sabrina Love, y en “Fotos del alma”, de Alberto Lecchi.
Filmó en 1999 el emotivo cortometraje “Nostalgia en la mesa 8”, sobre un crack del fútbol que cae en desgracia por jugar en chancletas.
En 2001 –en plena crisis socioeconómica en la Argentina– se radicó en España, donde filmó un corto de terror llamado “Mamá”.
Ese pequeño filme de tres minutos, que causó furor en el Festival de Cine Fantástico de Sitges fue el germen de la superproducción hollywoodense que protagonizó Jessica Chastain. Fue convocado para llevar la serie animada de 1980 “Robotech” al cine.
Stephen King, el señor del terror habla de sus miedos
El director argentino asusta con éxito en Hollywood.
Los Ángeles

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de ésta sección