Murió Martin Landau, un secundario de Oscar

Fue un actor camaleónico que adquirió fama como un maestro del disfraz en la serie televisiva de los 60 “Misión imposible” y que después coronó con un Oscar una carrera larga y versátil.

18 jul 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

Alto, atractivo y formado en la famosa academia de actores de Lee Strasberg, Martin Landau fue un polifacético intérprete que sin embargo no siempre lo tuvo fácil en Hollywood.

Tuvo que esperar hasta 1995, tras decenas de películas y dos anteriores nominaciones, para conseguir su único Oscar por encarnar a Bela Lugosi en la timburtoniana “Ed Wood”.

A sus 89 años, nació el 20 de junio de 1928, en Brooklyn, cumplidos en junio, Landau tenía aún muchos proyectos entre manos. Por eso, la repentina noticia de su muerte cayó ayer como un balde de agua sobre la meca del cine. Falleció el sábado, tras “inesperadas complicaciones” y un breve ingreso en un hospital de Los Ángeles. Por el momento no se sabe qué dolencia se estaba tratando.

Tras dar sus primeros pasos sobre los escenarios del Broadway neoyorquino y en la televisión, Landau se estrenó ante la cámara de Alfred Hitchcock.

Junto a Cary Grant y James Manson, realizó un papel secundario en el thriller “North by Northwest”, tras el que siguió otro más pequeño como soldado romano en la superproducción “Cleopatra”.

Su salto a la fama llegó de la mano de la pequeña pantalla como el agente secreto Rolling Hand en la serie “Misión imposible” (1966-1969), junto a su entonces esposa Barbara Bain. En los años 70, la pareja también participó en la serie británica de ciencia-ficción “Space: 1999”. Pero en 1993, tras más de 35 años juntos, el matrimonio se disolvió.

Durante muchos años, a Landau no le llegaban buenos papeles, o así lo contó después en una entrevista concedida en 1994. “Interpretaba roles ridículos en películas sin nada que decir, personajes sin sentido”, dijo citado por “The New York Times”.

Pero en 1988 llegó “Tucker: Un hombre y su sueño”, el biopic del diseñador de coches que dirigió Francis Ford Coppola y que un año después le valió un Globo de Oro como mejor actor de reparto y una nominación al Oscar.

Después, Landau llamó la atención de Woody Allen. En “Crimes y pecados” dio vida a un oftalmólogo que se quiere quitar de encima a su ex amante (Angelica Houston), y por el que fue nuevamente nominado al Oscar.

La estatuilla la consiguió en 1995 por su papel de Bela Lugosi en “Ed Wood”, de Tim Burton. Y desde entonces, tuvo numerosos papeles de reparto significativos, como en el thriller político “City Hall” o “The X Files”.

Hace dos años se lo pudo ver en “Remember” (Atom Egoyan), en la que daba vida a un superviviente en silla de ruedas del campo de concentración de Auschwitz. En el filme, enviaba a un viejo amigo (Christopher Plummer) a recorrer Estados Unidos en busca del guarda de Auschwitz que había sido responsable de la muerte de las familias de ambos.

En los últimos meses el actor había participado en un filme que actualmente está en posproducción, “Whitout Ward”.
Del dibujo a la actuación
A los 17 años fue contratado como caricaturista e ilustrador del periódico “New York Daily News”, donde trabajó cinco años, mientras soñaba con la actuación.
Su primera incursión en la actuación fue cuando cumplió 23 años, y en la naciente televisión blanco y negro apareció en el elenco de “Detective Story” y ese mismo año subió a escena en Broadway en “First Love”.
Había sido elegido para ser el Sr. Spock en “Viaje a las estrellas”, pero desistió para quedarse con el de “Misión: Imposible”, por la que fue candidato el Emmy tres años seguidos.
Los Ángeles

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección