Nani Moretti: “hacer, hacer y hacer cine”

El genial director italiano mantuvo una charla pública en el marco del festival Bafici, que se realiza en Buenos Aires.

21 abr 2017 - 22:07
Comparte esta noticia

“Hacer, hacer, hacer”: eso es lo que recomendó Nanni Moretti a los jóvenes cineastas que lo escuchaban como a un gurú en el marco de la charla abierta que el célebre director italiano mantuvo el jueves por la noche con el público del festival Bafici en Buenos Aires,

“Hay que rodearse de gente que tenga ganas de trabajar en cine, no hacer todo solo, no aislarse y autocelebrarse. Hacer, hacer y hacer”, señaló el director, actor, productor y guionista de películas como “Caro diario” –que le valió la Palma de Oro al mejor director en 1994–, y “La habitación del hijo” –por la que alzó la Palma de Oro a la mejor película en 2001–, ante el atento auditorio del Bafici, el festival de cine independiente más importante de América Latina.

Actor, guionista y director de sus propios filmes, además de distribuidor, productor y gerenciador de una sala cinematográfica en Roma, Moretti de 63 años, logró convertirse en una de las lúcidas miradas del cine italiano de las últimas décadas a través de una filmografía que supo combinar rasgos autobiográficos con una ácida mirada sobre la situación contemporánea y de su país, en un cine de actores, que despreció la grandilocuencia y construyó sus mejores retratos a partir del humor y cierta lucidez como espectador de una realidad que lo compromete y, al mismo tiempo, parece dejarlo fuera.

Homenajeado con una retrospectiva de su obra que abarca desde su primer largometraje “Yo soy autárquico” de 1976 a “Mia Madre”, presentada en el Festival de Cannes de 2015 e interpretada por Margherita Buy en un alter ego del propio realizador, pasando por “Basta de sermones” (1985), “Pallombella Rosa” (1989), “Caro diario” (1993), “Aprile” (1998); “La habitación del hijo” (2001); y “Habemus Papam” (2011), entre otros filmes, Moretti se prestó a una extensa charla de casi dos horas de duración con el público argentino, donde habló de sus influencias, su concepción del cine, la orfebrería de un trabajo de penetrante insistencia social y sus desafíos como realizador, entre varios tópicos que abordó y respondió amablemente al público, pidiendo antes de empezar que los interrogantes de la platea fueran “preguntas y no conferencias”.

Estos son algunos de los tramos centrales de la charla que el realizador italiano mantuvo con la gente donde dejó plasmadas sus concepciones principales sobre el trabajo cinematográfico.

P- Usted ha señalado la importancia de haber sido espectador para su desarrollo como realizador, ¿podría contarnos cuál ha sido el cine que más lo ha marcado a usted e influido en su trabajo como director?

R- Yo como espectador y como realizador estoy muy vinculado al cine de autor de los años 60, porque era un cine que refutaba tanto el cine como la sociedad que había heredado y cada uno con su propia personalidad y su propio estilo imaginaba un nuevo cine y una nueva sociedad. Ya fuera a través del realismo, la fábula, la crueldad, ellos eran un grupo de cineastas que buscaban hacer cine de una manera nueva e imaginaban al mismo tiempo un nuevo modo de vida y de trabajo. Eran directores que no eran exitosos pero que dejaron plantadas las semillas para que el cine de autor pudiera con los años volverse popular. Respecto de Italia, estoy hablando de las primeras películas de Bellochio, Bertolucci, Passolini, Ferreri, Olmi, Taviani; la nouvelle vague en Francia, el free cinema en Inglaterra, los primeros filmes de Polansky en Polonia, era una época fecunda en todo el mundo.

P-¿Cómo es el proceso de escritura de una película de Nanni Moretti?

R-En el período de la escritura no soy metódico sino que acumulo lentamente, principalmente un nuevo sentimiento en relación conmigo, con los otros, con la sociedad y después de esto van naciendo escenas, diálogos, personajes; a veces, incluso, aparecen trozos del guión cuando todavía no está definido ni siquiera el tema de la película.

P- Luego del guión y ya instalado en el rodaje; ¿le da usted espacio a la improvisación de los actores o se maneja con un guión de hierro? ¿Cómo fue variando esto con el tiempo?

R- En mis primeros filmes, hechos hace muchos años, no había espacio para la improvisación, mientras que ahora me siento mucho más cercano a los actores y más solidario con ellos y también recibo con placer las improvisaciones que proponen, como sucedió con John Turturro en la última película que hice (“Mia madre”). Cuando comencé era muy rígido, después por fortuna la situación fue cambiando.

P- ¿Qué consejo le daría a un realizador que comienza?

R- En principio que todo es útil, ver películas, aún ver malas películas, leer buena literatura, trabajar de asistente de dirección, estudiar en una escuela y más que nada probar, experimentar. El consejo que doy es que forme un espíritu crítico, para un realizador que empieza no es tan importante saber qué quiere sino saber qué es lo que no quiere; qué cosas no quiere de la actuación de un actor, de un director de fotografía, de un escenógrafo o un vestuarista. A veces los productores a los realizadores nuevos los rodean con técnicos experimentados pero esto en general no es bueno porque los profesionales de experiencia suelen sugerir resoluciones convencionales. Otra cuestión es que trabaje con otros, que no se aísle, que busque gente interesada en escribir, en actuar, en fotografiar, que forme un buen equipo. Y después hacer, hacer y hacer, no agarrárselas con el sistema ni sentirse incomprendido, la victimización es algo insoportable.

P-¿Nos puede contar sobre su trabajo con los actores?

R-El trabajo con los actores es uno de los mayores placeres del cine para mí, empezando por la elección de los actores. Después no me gusta mucho pasar letra en una mesa con los actores porque creo que así se consume una película antes de empezar a filmarla. Ya en el set soy muy, muy, muy exigente, sé qué tipo de actuación no me gusta. Aunque a veces son muy exitosas no me gustan las actuaciones en donde el actor se anula en la interpretación del personaje, cuando se mete tan profundamente que ya no existe como persona. De hecho en la película “Mia Madre”, me tomo el pelo en el personaje de Margherita Buy que es una realizadora que tiene muchas de mis características y dice siempre a los actores: “quiero ver a los personajes pero también a las personas”, y eso es algo que yo creo pero en el filme lo digo en tono irónico riéndome de mis propias creencias. Yo en el rodaje no le digo al actor deberías hacer esto así o asá sino que directamente actúo lo que quiero ver en los actores.

P-¿Qué podemos esperar de Moretti próximamente?

R-Hace muchos años yo pensaba que era natural que yo tuviera que escribir, dirigir y actuar una película mientras que hoy no pienso lo mismo. Quizás en los próximos años no actúe en mis propias películas o quizás yo dirija un filme escrito por otro, cosa que antes me parecía impensable.

P-¿Qué tiene que tener un guión de otro para que usted pudiera convertirlo en una película propia?

R-Primero sorprenderme, que es en definitiva lo que me impulsa para salir de mi casa e ir a ver una película al cine, ser sorprendido, ya sea con un personaje, con un estilo, con un tono. A veces pienso que hay directores que se conforman con tener un tema fuerte y se olvidan de hacer una buena película, es como si chantajearan al espectador, así como tampoco coincido con los realizadores que con sus filmes pretenden cambiar el modo de pensar del público y nunca creí que el cine pudiera cambiar el mundo, sino contarle emociones al espectador y que puedan seguir trabajando dentro de él; a mí como espectador me gustan las películas que siguen viviendo dentro de mí varios días después de haberlas visto.

“Nunca creí que el cine pudiera cambiar el mundo, sino contarle emociones al espectador y que pueda seguir trabajando dentro
de él”,
propone Nanni Moretti.
Nanni Moretti es mucho más que un director. Es también actor, guionista y director de sus filmes; distribuidor, productor y gerenciador de una sala en Roma.
Agencias

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección