A Roca le faltó resto para traerse un punto de Mendoza

Gracias a la actuación de su arquero Maxi Paniccia, se mantuvo en partido hasta el final. Sin embargo a 8’ para el cierre, Maipú encontró el gol. Ahora, el Naranja recibirá a Independiente.

18 mar 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

Si hubo un responsable de que Deportivo Roca se retirara sin más goles de la Fortaleza ese fue Maxi Paniccia. El arquero del Naranja fue la figura excluyente de su equipo, al abortar no menos de cuatro situaciones claras con que contó el equipo mendocino.

De todas maneras, toda esa resistencia no alcanzó para evitar la caída del Naranja, quien terminó perdiendo 1-0 ante Deportivo Maipú, en Mendoza, por la segunda fecha de la reválida.

El ‘1’ se lució en el estadio del Botellero, donde una y otra vez le ganó el duelo al principal referente de ataque del equipo local: Gonzalo Parisi. El “Toro” perdió sucesivamente las chances que tuvo ante el buen guardavallas del Depo, siendo la primera de ellas a los 6’ cuando el ‘1’ se jugó la vida a los pies de atacante, que se aprestaba para definir.

Mientras, el conjunto de Mauro Laspada comenzaba a sufrir con su última línea, principalmente por la zona de la zaga central. Maipú hizo punta con Parisi y Genaro Vuanello, y tanto a Lucho Roberti como a Matías López, le costó tomar sus marcas.

En el medio, Héctor Castro intentó parecerse al Pachorra del partido del domingo pasado ante Rivadavia, pero alternó buenas y malas con JP Montaña, quien lo desafió en el intento de conquistar la zona neurálgica del campo.

Mientras a Roca le costaba llegar, el lateral Facundo Rodríguez probó los reflejos de Paniccia, quien volvió a responder con solvencia. Lo mismo que a los 25’, cuando otra vez Rodríguez se quedó con el grito atragantado a causa de otra estupenda estirada del arquero Naranja.

Paniccia redondeó una brillante primera mitad cuando le ganó un nuevo mano a mano a Parisi antes del descanso.

Un ST casi sin cambios

En los primeros minutos, hasta los 20’ al menos, el protagonismo de Paniccia no fue tan determinante porque Maipú ya no llegó tanto. Es más, la primera de la etapa final (y del encuentro hasta ahí) fue del Depo, quien pudo hilvanar cuatro pases seguidos, Pocho Valenzuela le dio desde afuera del área, pero el balón se fue apenas arriba.

A Roca le costó mucho progresar. Lo hecho por el equipo de tres cuartos hacia arriba no fue bueno. Partido al medio y sin conducción, el Depo no lastimaba. Sin embargo, a medida que corrían los minutos endureció la marca porque un punto de visitante, y más aún conquistado en la Fortaleza, no le pareció poca cosa.

De todas maneras, el Naranja no aguantó la resistencia. La presión de Maipú en los últimos minutos fue intensa y llegando a los 37, la muralla de Paniccia finalmente fue perforada.

La armó toda Oscar Amaya apenas cruzó la línea media y la definió el ingresado Sebastián Coria para el delirio del pueblo botellero.

Laspada dispuso el ingreso de Diego Napolitano a 5’ del final, quien volvió a vestir la camiseta del Depo después de 9 años. No fue solución. El DT buscó buen pie para la remontada, pero no sólo no lo logró sino que el Naranja terminó con 10 por la roja a Guillermo Aguirre.

Habrá que barajar y dar de nuevo porque el torneo no admite respiros. Ahora se viene el Independiente de Coco Landeiro en el clásico, el próximo miércoles.

Por la 3ª fecha de la reválida, el Naranja recibirá el miércoles a Independiente (N) en el Luis Maiolino. El partido se jugará a partir de
las 21:00.
Redacción central
Últimas noticias de ésta sección