De tácticas y estrategias

14 ene 2017 - 00:00
Comparte esta noticia
Para conquistar la Regata se deberá sobrevivir a siete batallas. Duras, cambiantes y por sobre todo impredecibles. La táctica y la estrategia pueden tejer el mejor plan. O puede fallar.
Desde la 1ª a la 3ª etapa, Dal Bo y Cáceres planificaron mantenerse cerca de conocedores del río como Pinta y Martín Mozzicafreddo, y a poco para el final apelar a su potencia arrolladora para ganar por una mínima ventaja. Así todos los parciales. Pero llegó la contrarreloj de la 4ª etapa.
Los hasta ese momento líderes tuvieron que largar primero, sin referencias ni guías para abrirse paso en un río cambiante y casi desconocido, y lo pagaron caro. Equivocaron el camino, tuvieron que hasta acarrear su bote y el plan perfecto se esfumó.
Sakrajsek y Kiko Vega, que en ningún parcial pudieron quebrar a los entrerrianos, apostaron a su estrategia. Se jugaron todo a la contrarreloj, aprovecharon el inconveniente de sus rivales y de cara a la última etapa, el plan será no perder de vista a bote N° 14.
Dal Bo-Cáceres, que vencieron en 5 de 6 etapas, podrían ganar la última y aún así no ganar la travesía. Ahora, sin margen para ningún plan, a Dal Bo Cáceres sólo les resta remar y apelar a la frase icónica de esta prueba: “La regata se termina en Viedma”.
# #

Últimas noticias de ésta sección