Es el puesto que ocupa Geller en el ranking mundial de la ATP. Entre los júniors es el número 11.

Ejemplos de superación

Uno no formó parte de la delegación de la AAT, pero aún así representó al país, se consagró en el dobles júniors y alcanzó la final en singles. El otro, sin sponsors que lo ayuden, fue subcampeón.

16 jul 2017 - 23:23
Comparte esta noticia

La pasada edición de Wimbledon, que finalizó ayer, dejó varias enseñanzas y dos ejemplos de superación dignos de imitar.

Axel Geller y Gustavo Fernández pusieron en lo más alto al tenis argentino. Ambos dejaron en el camino diferentes dificultades, pero mostraron todo su temple y gracias a su garra llegaron a codearse con los mejores.

Unos días atrás Geller era prácticamente un desconocido para el mundo del tenis argentino, hasta que sus grandes actuaciones sobre el césped londinense lo sacaron del anonimato.

Formado en uno de los colegios de elite más importante de Buenos Aires, que se especializa en este deporte, Axel se convirtió en el primer argentino en alcanzar la final masculina junior de Wimbledon.

Geller no formó parte de la delegación de la Asociación Argentina de Tenis (AAT), a pesar de ello representó a la Argentina y lo hizo de gran manera.

Durante toda la semana, el pibe de 18 años, compitió en el más alto nivel tanto en singles como en dobles y en ambas ramas llegó a la final.

Pero la historia no fue perfecta. Ayer, en primer turno, saltó a la cancha 1 para medirse ante el español Alejandro Davidovich. El desgaste físico que acumulaba por participar en dos torneos le pasó factura, Axel dejó todo pero no le alcanzó y cayó por 7-6 y 6-3.

A pesar de ese resultado negativo, Geller dio vuelta la página rápidamente, recuperó fuerzas y se enfocó en la final de dobles.

Junto al taiwanés Yu Hsiou Hsu demostró todo su temple, no se dejó avasallar por la derrota previa, levantó su nivel y lograron levantar el ansiado trofeo.

Axel y su compañero derrotaron al austríaco Jurij Rodionov y al checo Michael Vrbensky por un doble 6-4.

La otra historia de superación de la semana la volvió a dar Gustavo Fernández, el número 1 del ranking mundial de tenis adaptado.

El Lobito, que no cuenta con sponsors que colaboren con su carrera, accedió a una nueva final de un torneo grande.

Lamentablemente en la final no pudo con el sueco Stefan Olsson y cayó por 5-7, 6-3 y 5-7 . Aún así, retuvo su posición de privilegio y sigue siendo el gran ejemplo a imitar.

Datos
a saber
El futuro de Geller estará en Estados Unidos. Por cuatro años, estudiará economía y finanzas en Stanford, pero no tiene pensado alejarse del tenis.
“Hace dos semanas no había jugado nunca en mi vida en pasto. Hoy estaba agotado físicamente. Fueron dos semanas de single y doble”.
Axel explicó que no estaba al 100% ante de la final de singles.
Redacción central