El Sporting del Huevo Acuña, a la Europa League

No hubo milagro y el Sporting de Lisboa del Huevo quedó eliminado de la Champions League. A pesar de ello, el equipo del zapalino quedó tercero en el grupo y jugará la Europa League.

06 dic 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

En su primera participación en la Champions League, Marcos Acuña cumplió un papel aceptable pero su equipo, el Sporting de Lisboa, fue eliminado en la zona de grupos que compartió con Barcelona y Juventus.

A pesar de la tristeza por eliminación, la ilusión europea del Huevo sigue intacta ya que a partir del semestre que viene jugará la Europa League, el segundo torneo de clubes en importancia del Viejo Continente.

Ayer el Sporting cayó como visitante por 2 a 0 con un Barcelona ya clasificado y que jugó con mayoría de suplentes. Lionel Messi sólo jugó los treinta minutos finales del partido que se llevo a cabo en el mítico Camp Nou.

Para seguir con vida en la Champions el conjunto portugués estaba obligado a derrotar a los catalanes y que la Juventus no derrote al Olympiacos de Grecia.

Nada de eso sucedió. El Barza se impuso 2-0 con goles de Paco Alcácer y de Mathieu (en contra), mientras que los italianos doblegaron a los griegos también 2-0 con tantos de Cuadrado y Bernardeschi.

De esta manera, españoles y tanos se quedaron con el primer y segundo puesto del grupo D de la Champions, relegando al Sporting a la tercera ubicación.

Estrictamente en lo futbolístico, poco pudo hacer Marcos Acuña ante Barcelona. El zapalino estuvo muy estático por la banda izquierda con mayores obligaciones defensivas que ofensivas.

En la primera etapa tuvo un poco más de protagonismo cuando intentó generar peligro con un par de centro que siempre fueron interceptados por la defensa local.

Así llegó a su fin el periplo del Huevo en su primera participación en la Champions League.

A lo largo del certamen disputó siete encuentros, dos en la fase de clasificación y cinco en la instancias de grupos.

Durante sus intervenciones en el grupo D, el zapalino recorrió una distancia aproximada de 49,4 kilómetros, tuvo un 70% de precisión en los pases, estuvo en cancha 433 minutos, entregó una asistencia y no convirtió goles.

Donde sí convirtió, fue en la etapa clasificatoria ante el Steaua de Bucarest (Rumania).

Ahora el Huevo tendrá su chance de conquistar el Viejo Continente en la Europa League.

Redacción central

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección