Este Boca es una cosa de locos...

El Xeneize no tiene paz. Ahora se difundieron imágenes de Centurión peleando con los referentes del plantel en la previa del superclásico veraniego. Angelici y Guillermo, hartos de los problemas.

16 feb 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

A esta altura, no se sabe si es más sorpresivo que en Boca aparezca un nuevo problema cada día o que el plantel deje de protagonizar escándalos. El Xeneize continúa sin paz alguna, y la situación tiene a Guillermo Barros Schelotto y a Daniel Angelici al borde de un ataque de nervios.

En esta oportunidad, Ricardo Centurión fue el protagonista de la situación que colmó la paciencia del Mundo Boca. Es que, por la mañana, se filtró un video del volante ex Racing a punto de pelear con algunos de sus compañeros en el Hotel Costa Galana, en la previa al partido de verano ante River.

Según se puede observar en el video, Centurión encara furioso a algunos de sus compañeros, mientras que otros lo frenan en medio de los forcejeos. En un primer momento, circuló la versión que el volante aparecía alcoholizado, pero esa posibilidad finalmente fue descartada.

En principio, se trataría de un intercambio de palabras con otro jugador, en el que Centurión comenzó a ponerse nervioso. Allí apareció Pablo Pérez, para llevar al ex Racing a su habitación y calmar la situación tensa.

Desde el cuerpo técnico no hubo un reproche directo para Centurión por la filtración del video, puesto que Guillermo y Gustavo confían en él tras las últimas charlas. Sin embargo, si hubo (en el comienzo de la práctica) una charla general con el plantel, donde se dio a entender que no pueden seguir ocurriendo situaciones como las del otro día entre Insaurralde y Silva, puesto que manchan la buena imagen del Xeneize.

La Comisión Directiva, por su parte, resolvió suspender a los involucrados en la pelea por 15 días, más un descuento proporcional del sueldo, algo que generó molestias en Futbolistas Argentinos Agremiados. Además, quedarían fuera del encuentro ante Tigre y del posible amistoso frente a Colón, a disputarse el fin de semana si se cierra a tiempo.

El tema Centurión vuelve a estar en boca del Mundo Boca (valga la redundancia), en parte por este nuevo “escándalo” y en parte también porque en las últimas horas trascendió el interés de San Pablo por reincorporarlo a sus filas a partir de junio.

En este contexto, en el Xeneize quieren retenerlo, pero dependerá de los costos que el club brasileño imponga para la negociación y, en parte también, de que la Comisión Directiva no se canse de estos problemas.

Así, el plantel Xeneize continúa entre escándalos, piñas y mil repercusiones fuera de la cancha. Lejos está aquel Boca que terminó puntero la primera ronda del torneo.

En los últimos días, Boca acumuló los problemas por las piñas, el video de Centurión, los errores de Werner, una defensa bajísima y un presidente al borde del colapso.
“Todas estas son cosas que pasan en el fútbol y en las prácticas. No es un buen ejemplo, pero el jugador es humano y pasan estas cosas”,
expresó el Chipi Barijho, voz autorizada del Xeneize, sobre los escándalos.
Una cronología
llena de problemas
El primer gran escándalo que protagonizó Centurión una vez llegado al Xeneize fue un choque. Ocurrió en septiembre de 2016, y el jugador de Boca impactó su BMW contra tres autos a la salida de un boliche.
Luego, se conocieron algunas fotos íntimas del jugador. Si bien fueron tomadas antes de su arribo al club, salieron a la luz durante su etapa en el Xeneize.
Más tarde, en noviembre de 2016, Centurión se vio envuelto en un episodio con barrabravas de Racing que increparon a su primo.
Ahora, se publicó el video de lo ocurrido en Mar del Plata. Centurión (y Boca), sin paz.
Redacción Central

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de ésta sección