La Academia desaprobó en Alta Córdoba

En cancha de Instituto, Belgrano sorprendió a Racing, pegó en los momentos justos y lo venció 2-0.

19 mar 2017 - 23:41
Comparte esta noticia

Racing se fue de Córdoba con las manos vacías, en parte por errores propios, pero especialmente por el muy buen segundo tiempo de Belgrano, que supo aprovechar la fragilidad del rival, pegó en los momentos justos, y lo superó por 2 a 0.

La Academia tuvo una primera media hora como para ilusionar, con Gustavo Bou y Lautaro Martínez como figuras, pero en la etapa complementaria se desdibujó poco a poco, y terminó perdiendo sin atenuantes.

Matías Suárez, Jorge Velázquez, autor del primer gol, y Lucas Melano, fueron determinantes en la victoria Pirata, la segunda del campeonato, y la primera desde el 25 de setiembre del año pasado.

Racing fue más durante la mayor parte de la primera etapa pero le costó llegar con la pelota al piso. Tanto Bou como Martínez debieron moverse hacia los costados, y entonces no le quedó otra que utilizar los centros. A pesar de lo incómodo, fue a través de un centro que Racing pudo ponerse en ventaja. A los 15 minutos Martínez se metió en diagonal, tocó el balón, y el arquero Lucas Acosta tapó magistralmente.

La Academia dispuso de una segunda ocasión clarísima sobre los 31. Martínez capturó la pelota fuera del área, le hizo un sombrero a Lema y sacó un derechazo que salió pegado al palo derecho.

Belgrano comenzó a meterse en el partido en la medida en que Guillermo Farré y Federico Lértora comenzaron a ganar la pelea por la pelota en el mediocampo.

Ya en el ST Racing no tuvo tiempo de acomodarse porque a los 4’ , Belgrano se puso en ventaja. Melano se fue por derecha, envió el centro, y Velázquez, apareciendo por el segundo palo, sacó un derechazo cruzado que depositó la pelota en el fondo de la red.

La Academia sintió el golpe, y si bien tuvo la iniciativa perdió claridad. Mientras, Belgrano se sustentaba en la claridad que le daba Suárez cada vez que tenía la pelota en su poder.

El Pirata lo liquidó cuando justamente Suárez metió un centro para el ingreso de Fernando Márquez (había ingresado por Bieler), que con un sutil toque puso el 2-0. El reloj marcaba 38 , y a Racing no le quedaba tiempo ni fútbol como para modificar la historia.

redacción central

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección