Los sobrevivientes se mantienen estables

Si bien el estado de las personas que salieron con vida de la tragedia sigue siendo crítico, ayer se conoció un parte médico tranquilizador para los familiares de los heridos.

01 dic 2016 - 00:00
Comparte esta noticia

De acuerdo a un parte médico que divulgó ayer el Chapecoense, Neto se encuentra en estado crítico, pero estable, Alan Ruschel fue operado de la columna vertebral y también está estable, y Jackson Follmann, a quien ya le fue amputada la pierna derecha, podría perder el pie izquierdo.

Neto, Alan Ruschel y Jackson Follmann son los tres futbolistas que sobrevivieron al accidente que sufrió el lunes por la noche el avión que trasladaba la delegación del Chapecoense a Colombia, y que causó la muerte de 71 personas.

Según el comunicado, que firma el médico Carlos Henrique Mendonça, “Neto está en estado crítico, pero estable, ofreciendo buenas perspectivas de mejora”.

Ruschel, en tanto, “fue sometido a una cirugía en la columna vertebral, pero está con movimientos normales en miembros superiores e inferiores. A pesar de las múltiples escoriaciones, y del estado crítico, está estable y ofrece perspectivas de mejora”.

“El arquero Follmann –dice el texto– es el que se encuentra en estado más grave, teniendo una de las piernas amputada y la otra en análisis, con posibilidad de perder el pie izquierdo. De todas formas, su cuadro es estable a pesar de requerir más cuidados”, agrega el informe emitido por el club brasileño.

De acuerdo a Mendonça, “la mayor preocupación, en relación a los sobrevivientes, es el peligro de infección, ya que las heridas presentaban un alto nivel de contaminación”.

Concluye el comunicado: “todavía no hay previsión sobre el alta de los pacientes, pero el equipo médico del Chapecoense tranquiliza a todos, ya que la estructura y los cuidados ofrecidos están siendo los mejores”.

Otro de los sobrevivientes fue el periodista Rafael Henzel, que viajaba junto a la delegación. Según el comunicado oficial, el reportero “tuvo un trauma torácico y una fractura de pierna” y su estado también es crítico pero estable.

En tanto que los otros dos sobrevivientes, la auxiliar de vuelo Ximena Suárez, de nacionalidad boliviana, y el técnico de la aeronave Erwin Turini, también boliviano tienen lesiones y contusiones leves y múltiples que no representan riesgo para sus vidas.

“Los dejaremos en observación 48 horas para determinar su evolución”, indicó un médico colombiano.

Aquellos que ya recuperaron la consciencia se encuentran bajo atención psicológica para superar el shock que les causó el accidente.
Redacción central