No marcan a nadie... pero se matan a piñas

Insaurralde y Silva se agarraron a golpes en pleno entrenamiento del Xeneize y sorprendieron a todos. Guillermo expulsó a ambos de la práctica a los gritos y Angelici pidió sanciones. Un papelón...

15 feb 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

Era una jornada tranquila en Casa Amarilla. Para evitar especulaciones, Guillermo Barros Schelotto había decidido realizar una práctica a puertas cerradas, y en vista del normal desarrollo del entrenamiento, se decidió que los últimos 15 minutos serían con acceso para los periodistas.

Así, mientras varios medios mostraban parte del ensayo futbolístico, llegó la sorpresa. Porque en la defensa titular, sobre el sector izquierdo, se pudo observar como Juan Manuel Insaurralde y Jonathan Silva se agarraban a las piñas en plena práctica.

Mientras los compañeros separaban a los dos púgiles improvisados, la tensión crecía en el ambiente y el aire se cortaba con un cuchillo. Pero más que dicho utensilio, fueron los gritos de Guillermo Barros Schelotto los que terminaron predominando la escena.

“¡Afuera los dos! ¿Qué mierda piensan que estamos haciendo acá? La puta madre, váyanse los dos y si quieren no vuelvan más. ¡Vayansé los dos!”, estalló el Mellizo, que revoleó su pizarrón táctico y paró la práctica para expulsar a ambos protagonistas.

Un rato después del escándalo, los dos protagonistas salieron juntos a dar una conferencia de prensa (que, según algunas versiones, fue de carácter obligatorio e impulsada por el CT) en la que evitaron las polémicas. “No queremos que se hable de problemas en el grupo, está todo bien” deslizó Insaurralde, quien ya supo protagonizar un caso similar en 2010 con Jesús Méndez.

Claro, la situación no tardó en llegar a oídos de Angelici. El mandamás se despachó en Twitter, donde publicó que “es una situación de calentura, pero no lo podemos aceptar. No son comportamientos propios de un jugador de Boca, y por eso serán sancionados”. En principio, ambos tendrán 15 días de suspensión y no cobrarán el proporcional del sueldo por esos días.

El Mellizo, por su parte, estaría un tanto más enojado. Por ello, circuló la versión de que ambos bajarían a la Reserva, y muy difícilmente verían la titularidad en las próximas semanas. Justo cuando Silva asomaba como una opción para Guillermo, y ambos se perfilaban para ir de arranque contra Tigre.

Por lo pronto, el Xeneize volverá a las prácticas hoy a las 9.30, pero la prensa recién podrá ingresar a las 11. Allí, se especula que Guillermo charlará de forma individual con los dos involucrados, y les comunicará la sanción.

En Boca, la semana comenzó como trompada. Habrá que ver ahora como continúa.

Después del papelón,
llegaron las disculpas
“Quiero pedirles disculpas a todos. Esto no se va a volver a repetir. Fueron cinco segundos de calentura”.
Juan Manuel Insaurralde
“Es algo que le puede suceder a cualquiera. Recién veníamos con el Chaco cagándonos de risa. Ya está, está todo bien”.
Jonathan Silva
Pablo Pérez, afuera
por tres semanas
Dentro de un entrenamiento repleto de novedades, y no precisamente buenas, sorprendió la ausencia de Pablo Pérez.
Es que el volante sufrió una distensión muscular en el tobillo izquierdo, y se perderá al menos tres semanas de actividad.
La lesión viene del amistoso ante Aldosivi, y en caso que el torneo arranque antes de lo previsto, la ausencia de Pérez podría significar un dolor de cabeza (uno más) para Guillermo Barros Schelotto y este Boca sin paz.
Redacción Central

Últimas noticias de ésta sección