No pudo cortarse arriba y lo lamenta

La caída de Boca ante Talleres sembró preocupación en el cuerpo técnico. El equipo dejó pasar la chance de agrandar la luz sobre sus escoltas y además se quedó sin un invicto de 14 juegos.

21 mar 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

El lamento es grande en La Ribera. La oportunidad que perdió Boca de cortarse arriba en el campeonato al caer el domingo ante Talleres, fue el tema central ayer en los pasillos de La Bombonera.

El Xeneize (34 unidades) sigue siendo líder, con tres puntos de ventaja sobre los escoltas San Lorenzo y Newell’s, pero al perder con los cordobeses el equipo de Guillermo Barros Schelotto dejó pasar una chance inmejorable para acortar su camino hacia el título.

“Me voy preocupado por el resultado, no por el juego del equipo. El resultado tiene una importancia muy grande. Perdimos. Tengo como entrenador la preocupación de tener una oportunidad linda de escaparnos de los que vienen atrás y lamentablemente no la aprovechamos”, dijo el Mellizo antes de abandonar La Bombonera, escenario prácticamente inexpugnable en el presente torneo.

Hasta el partido con los cordobeses, Boca acumulaba 14 partidos invicto y llevaba cinco victorias consecutivas. El Xeneize no caía por el torneo local desde la primera fecha, cuando fue derrotado por Lanús por 1-0 en La Bombonera, el 28 de agosto del año pasado.

“Vamos a ver la reacción del equipo. Nos hace dar cuenta de que a pesar de la diferencia de puntos, el fútbol argentino es muy parejo y no podemos equivocarnos en la toma de decisiones en ningún momento del partido”, amplió Barros Schelotto, quien admitió que al equipo “le faltó velocidad de Ricky (Centurión)”, quien se perdió el duelo ante Talleres por lesión.

Su reemplazante y autor del gol de Boca, Junior Benítez, se fue de la cancha con un traumatismo de tobillo izquierdo y podrá estar el domingo en San Juan para enfrentar a San Martín, pero para tranquilidad del Mellizo, Centurión ya estará disponible.

“Era penal para Boca”
admitió Penel
El árbitro Ariel Penel asumió ayer públicamente su error al no haber cobrado un penal a favor de Boca, que terminó perdiendo 2-1 ante Talleres.
“Analizando la jugada de Komar, fue penal. Estaba mal posicionado y vi la mano mucho más abajo”, reconoció Penel.
Y admitió que “si hubiese estado unos metros más para el lado del córner, lo hubiese visto”.
Redacción central

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de ésta sección