River no pegó una y quedó al borde del nocaut

Sufrió un exagerado 3-0 ante Wilstermann y depende de un milagro en Núñez. Lo fue a buscar y el local lo liquidó de contra.

15 sep 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

River sufrió un duro golpe en la altura de Cochabamba. Jorge Wilstermann mostró una enorme efectividad y logró un injusto 3-0 que lo deja muy bien posicionado para la revancha del jueves en el Monumental.

El equipo del Muñeco Gallardo deberá buscar un milagro para dar vuelta la historia y cumplir con el objetivo de meterse en las semifinales de la Copa Libertadores de América.

El local salió decido a buscar la ventaja y lo consiguió. Le sacó el jugo a una ráfaga de córners y después de oportunas salvadas de Lux y Scocco, el capitán Zenteno la mandó al fondo del arco, para que delire el Capriles de Cochabamba.

Lejos de desesperarse, el Millo tuvo paciencia, se hizo de la pelota y pisó el área rival. Con el Pity Martínez como su mejor hombre, el equipo se metió en partido y en ese lapso no sufrió con la altura.

Wilstermann ya no fue el del arranque, aunque generó cuando Pochi Chávez o Serghino entraron en acción. River, con la dupla Maidana-Pinola muy bien parada, tuvo aguante y finalmente no pasó sofocones en el cierre de la etapa. Incluso, la más clara fue para el visitante, con un gran remate del Pity que pasó cerca.

El que salió con todo en el complemento fue el Millo, pero no ligó y para colmo en la primera aproximación, Wilstermann encontró el segundo. Scocco se lo perdió de cabeza luego de una gran jugada de Nacho Fernández, que creció en el segundo tiempo; y en la contra, Pochi Chávez le puso la pelota en la cabeza a Álvarez, quien metió el 2-0.

Golpeado y demasiado cuesta arriba, River hizo los méritos como para llegar al descuento, pero Nacho Scocco no estuvo fino en la definición. En 10 minutos se perdió tres y dos fueron clarísimas.

El dueño de casa tuvo mucho que ver en el crecimiento de la Banda porque Roberto Mosquera sacó a Chávez, junto a Serginho, lo mejor del equipo. Sin el enganche, Wilstermann se partió y por eso fue todo de River en el final, todo un anticipo de lo que seguramente ocurrirá el jueves que viene en el Monumental.

Con el Millo volcado en ataque, el 1-2 estaba al caer, pero ocurrió todo lo contrario. El local metió una contra perfecta y Machado sacó un remate perfecto que se clavó en el ángulo y le dio forma a un inolvidable 3-0 para la gran sorpresa de la Copa.

En los 10 finales, River fue y fue, pero no hubo caso. El descuento nunca llegó y ahora está obligado a hacer un partido épico. Anoche, en el juego estuvo a la altura, pero el resultado fue muy malo y no queda otra que darle forma a un milagro.

Esa semifinal entre equipos criollos con el ganador de San Lorenzo-Lanús (el Santo picó en punta 2-0), por ahora tambalea. Pero el Millonario sabe de hazañas y saldrá a buscarla dentro de seis días ante su gente.

Datos
de la serie
0-1-3
el récord de Wilstermann como visitante. No ganó, empató con Mineiro y perdió ante Peñarol, Palmeiras y Atlético Tucumán.
3
las situaciones claras que tuvo Scocco, entre los 15 y 25 minutos del segundo tiempo.
Salieron sanciones y
en Núñez están atentos
La Conmebol confirmó las sanciones por doping a los futbolistas Nicolás Figal (Independiente), de nueve meses, y Fernando Barrientos (Lanús), de siete.
A partir de esto, en River esperan por la resolución de los casos de Camilo Mayada y Lucas Martínez Quarta, quienes fueron citados para prestar declaración el lunes 25 de septiembre.
Si bien es cierto que los casos son diferentes, en el club Millonario especulan con que sus jugadores tendrán suspensiones similares.
El volante de Lanús podrá volver a jugar el mes que viene, mientras que el defensor del Rojo lo hará en enero de 2018.
corresponsalía neuquén

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de ésta sección