Roger, el padre de todos los campeones

Inolvidable. Federer ganó su octavo Wimbledon, agrandó su leyenda y se cortó del resto, con 19 títulos de GS. Dominó a Cilic

de principio a fin, no cedió ningún parcial en el torneo y va por N° 1.

16 jul 2017 - 23:18
Comparte esta noticia

Sobre el mismo césped en el que empezó a construir su leyenda, Roger Federer saltó a una nueva dimensión al conquistar su octavo título de Wimbledon, el Grand Slam N° 19 de su carrera. Ni el paso del tiempo, rival de todos y cada uno de los deportistas, parece haber encontrado la receta para frenar al suizo. Padre de cuatro hijos y a 22 días de cumplir 36 años, aplastó a Marin Cilic por 6-3, 6-1 y 6-4 para convertirse en el más veterano en ganar en All England desde que se inició la Era Abierta.

Luego de una clase magistral y en el segundo punto para partido, las 14.979 personas que colmaron el estadio estallaron. Roger, en cambio, levantó las manos y no se arrojó al verde césped como en otras ocasiones. Fueron un par de segundos en los que estuvo como tildado. No es para menos, porque lo que consiguió fue impresionante.

“Creo que cuando era pequeño soñaba a lo grande. Veía como posibles ciertas cosas que quizás otros las imaginaban inalcanzables”, señaló el primer hombre que gana ocho veces en el la alfombra verde.

Hasta ahora estaba empatado a siete con Pete Sampras y William Renshaw y ya sólo tiene a la legendaria Martina Navratilova, nueve veces campeona en el sureño barrio conocido como “SW19”. “Lo deberían llamar ya RF19”, bromeó Tommy Haas.

Al estirar su récord de grandes a 19 -le sacó cuatro a Rafael Nadal-, Federer empató con Helen Wills Moody y únicamente lo superan Steffi Graf (22), Serena Williams (23) y Margaret Court (24).

Y todos esos números toman una magnitud mayor si se tiene en cuenta que la última victoria en la catedral del tenis había sido en 2012. Tras perder las finales de 2014 y 2015, en 2016 cayó en semifinales y después se tomó una pausa de seis meses para recuperarse de sus problemas en la rodilla y en la espalda.

Desde entonces, Federer vive en una nube. Ganó Australia, Indian Wells, Miami y Halle antes de llegar a Wimbledon.

“Luché mucho para estar aquí. Ganar el torneo sin ceder un set es mágico, no lo puedo creer. Es demasiado. Lo que hice fue seguir creyendo, seguir soñando. Siempre creí que podría volver. Si crees, puedes llegar muy lejos en la vida”, dijo RF que, si nada raro ocurre, peleará con Nadal por el número uno en los próximos meses. Hoy subirá al tercer lugar.

Muchos dicen que estas dos semanas jugó el mejor tenis de su carrera. Hay una cosa clara: no se dejó un set camino al título, algo que sólo había conseguido una vez en un grande, hace diez temporadas en Australia.

Mente libre, piernas frescas y una mochila cargada de confianza, Federer no deja de asombrar a nadie. “Wimbledon fue siempre mi torneo favorito y lo será siempre. Mis héroes pisaron estas pistas y es por ellos que me convertí en un tenista mejor. Así que hacer historia aquí significa mucho para mí por todo eso. Es así de simple”, dijo.

Sobre la receta que le llevó al éxito, respondió: “Fui bendecido con mucho talento, pero también he trabajado para esto. El talento solo no te lleva muy lejos”.

Y, como a lo largo de su carrera, recordó a sus afectos. “Tengo una gente maravillosa e increíble alrededor mío. Mi mujer, mis padres, que siempre me ayudaron, hacen que siga siendo la persona que soy ahora mismo”, cerró.

Segundos después de su enorme conquista, sus cuatro hijos aparecieron en el sector donde estaban su esposa, Mirka Vavrinec. Lenny, Myla, Charlene Riva Federer y Leo se sumaron a los festejos y siguieron con atención la coronación de un deportistas extraordinario. El padre de todos los campeones.

El suizo se convirtió en el segundo tenista después de Björn Borg que logra ganar
Wimbledon sin perder un set. Ya lo había hecho en Australia 2007.
A los 35 años, subirá desde el sexto al tercer puesto del ranking y se meterá de lleno en la pelea por la cima, con 6.545. Murray tiene 7.750 y Nadal, 7.460.
“Lo que hice fue seguir creyendo, seguir soñando. Siempre creí que podría volver. Si crees, puedes llegar muy lejos en la vida”,
largó RF luego de su enorme victoria en el césped británico.
“Es uno de los peores días para que te ocurra algo así. Tenía una ampolla muy grande. Es una derrota dura y devastadora”.
Resignado y sin respuestas. Cilic hizo lo que pudo ante el gigante suizo.
Los saludos llegaron desde todo el mundo y los argentinos no fueron la excepción.
“Cada vez más grande @rogerfederer!!! ??”, escribió su amigo Juan Martín Del Potro en su cuenta de Twitter.
David Nalbandian largó “ Lo de @rogerfederer es simplemente único, un placer verlo jugar así a esta edad..!!!”
Guillermo Coria y Juan Mónaco no dudaron en afirmar que Roger es el “deportista más grande la historia”.
Los saludos argentos no podían faltar
Beso a beso,
los 8 Wimbledon

Roger Federer está a 22 días de cumplir 36 años y va por más. Otra suiza, Martina Hingis, ya los cumplió y ayer también se coronó en Wimbledon.

Fue en el dobles mixto, en compañía de Jamie Murray.

Ya retirada de su carrera de singles, logró su sexto título en All England si se contabilizan las diferentes categorías. La ganó el singles de 1997, el dobles de 1996, 1998 y 2015 y el mixto de 2015 y 2017.

Junto el hermano mayor de Andy Murray, batieron al finlandés Henri Kontinen y a la británica Heather Watson, defensores del título, por un doble 6-4.

Federer es un jugador único y en las finales siempre muestra su mejor nivel. Se notó que Cilic estaba lesionado y tuvo tratamiento durante el partido, y eso estiró aún más la diferencia.
Antes de jugar, Roger ya era gran favorito por su inmensa historia y esa situación le facilitó todos los caminos.
No sé cuál fue la molestia exacta de Cilic, pero desde el principio se notó que Roger no iba a tener problemas para quedarse con el partido y el octavo Wimbledon.
Con Federer compartimos parte del circuito y lamentablemente no me tocó enfrentarlo, porque yo ya estaba abocado al doble y él no lo jugaba casi nunca. Nos cruzamos varias veces y es una gran persona.
Lo que consiguió es impresionante y puede seguir ganando, porque está en un gran momento de su carrera. Volvió con todo y dejó en claro que es una leyenda del tenis.
Lo que consiguió Roger es impresionante
análisis
agencias

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección