InicioRN

Fotos: Alejandra Bartoliche

Fotos: Alejandra Bartoliche

TRAS LOS SAQUEOS

Bariloche: Policía se llevó del Alto hasta las cajas que mandó Presidencia

13:26 24/12/2012 Hoy desde muy temprano efectivos policiales y de Gendarmería ingresaron a los hogares del Alto de Bariloche y los requisaron en búsqueda de objetos robados durante el día de los saqueos. En algunas casas se llevaron todos los alimentos incluso aquellos que fueron donados ayer por Presidencia de la Nación para pasar las fiestas. Tristeza, dolor y falta de comida en el barrio más humilde la ciudad a horas de la Navidad.

A las 8 de la mañana la policía provincial acompañada de grupos de gendarmería nacional comenzó a realizar una serie de allanamientos a todo lo ancho y largo del barrio Alto de Bariloche. El contingente estaba compuesto por 3 camiones repletos de gerdarmes, una combi con unos 20 policías, dos patrullas y un automóvil policial donde habría estado el Juez de Instrucción Ricardo Calcagno a cargo de las operaciones. Los efectivos ingresaron directamente a las casas con una orden judicial en la mano y comenzaron a revisar la viviendas. Andaban en búsqueda de los objetos robados durante los saqueos del jueves. Por regla, la policía en estos casos no suele requisar alimentos pero esta vez se llevó todo lo que les pareció sospechoso. Sacaron de las casas pañales, harina, conservas, aceites, fiambres y leche, panes dulces e incluso, en algunos casos, la caja de navidad enviada a los hogares más humildes por la propia Presidencia de la Nación. Estos paquetes habían sido repartidos ayer por la tarde por funcionarios del gobierno municipal, quienes se ocuparon de explicarle a los vecinos que eran un regalo de Nación para las fiestas. Las cajas contenían un pax compuesto por un cóctel de frutas en lata, harina, pan dulce y yerba mate.

"Yo les dije a los canas que eso me lo envió Nación pero no me hicieron bola y se llevaron todo", explica una vecina a "Río Negro" cuya casa fue literalmente despojada de cualquier alimento que encontraron los efectivos.

"Este va a ser como cual quier día no más, no hay con qué festejar", le dice Juan a este diario que soportó en su propia morada uno de estos insólitos allanamientos "alimenticios". Los vecinos están convencidos de que se trata de una venganza de los supermercadistas por los saqueos del jueves. "Nosotros nos metimos al supermercado y sacamos alimentos porque no tenemos nada pero no robamos ni plasmas ni ninguna cosa que valga plata", dice otra vecina del barrio 2 de abril. A su casa cayeron más de 30 efectivos y ante sus reclamos le hicieron gestos de clara amenaza.

Cerca del medio día en muchas de las casas del Alto no había aroma a cocina en marcha ni ánimo de festejos. En las alacenas de las humildes propiedad no se observaban alimentos de ninguna clase. Una joven madre de cuatro hijos apenas si compartía un paquete de papas fritas con sus niños.

"La gorra se llevó todo, que vamos a hacer, se llevó lo que era robado y lo que no era robado", dice un humilde trabajador que estaba bebiendo de una botella de vino barato que logró esconder de la policía. A su lado un adolescente, ambos en estado de ebriedad, derrotados por las circunstancias.

Ni gendarmería ni la policía han hecho declaraciones a la prensa acerca de estos allanamientos.

Claudio Andrade, desde Bariloche

Mostrar todos los comentarios

Blogs

Ver todos

Servicios